Proyectos
Órganos estatales
Flag Jueves, 23 Mayo 2024
Todas las noticias
Todas las noticias
Sociedad
06 Abril 2024, 13:12

Gryzlov: El vuelo espacial de la representante de Belarús es un acontecimiento importante en la cosmonáutica tripulada de la Unión 

MINSK, 6 abr (BelTA). – El vuelo espacial de la representante de Belarús es un acontecimiento importante en la cosmonáutica tripulada de la Unión. Lo cita el comentario del Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Rusia en Belarús, Borís Gryzlov, informa BelTA.

“Rusia y Belarús lograron grandes éxitos en el desarrollo y explotación conjuntos de naves espaciales. Ahora nuestra cooperación en la exploración espacial alcanza un nuevo nivel. El vuelo espacial de la representante de Belarús es un acontecimiento importante en la cosmonáutica tripulada de la Unión. Felicito de todo corazón a Marina Vasilévskaya por el primer lanzamiento espacial y la realización con éxito de todo el programa de investigación previsto”, declaró el diplomático.

“Durante todo este tiempo -por primera vez en la historia- una tripulación del Estado de la Unión trabajó en la Estación Espacial Internacional junto con sus colegas de la NASA. En la situación actual, este hecho, por supuesto, tiene un gran significado simbólico. Pero el vuelo de Marina Vasilévskaya no es turismo espacial. A bordo de la EEI, llevó a cabo una serie de estudios en diferentes campos: desde la fotografía espectral hasta la biomedicina. El programa científico se desarrolló a lo largo de varios meses, y cada hora en órbita se aprovechó al máximo”, subrayó Borís Gryzlov.

Calificó de ejemplar la rapidez con que Rusia y Belarús pasaron de discutir la posibilidad de un vuelo de este tipo a su realización práctica. En abril de 2022, el Presidente de Rusia, Vladímir Putin, tras su visita al Cosmódromo Vostochny con el Presidente de Belarús, Aleksandr Lukashenko, encargó a Roscosmos organizar el vuelo. En marzo de 2023, el jefe de la corporación estatal Roscosmos, Yuri Borísov, realizó una visita a Minsk, y en el transcurso de las conversaciones con los colegas belarusos ya se discutieron en detalle todos los parámetros de la expedición. Como resultado, desde la idea hasta el lanzamiento pasaron menos de dos años, incluyendo el tiempo necesario para la selección de los candidatos y la formación de las tripulaciones principal y de reserva en el Centro de Entrenamiento de Cosmonautas Gagarin. “Para los estándares espaciales, se trata de un tiempo récord. Pero este es el ritmo al que se materializan hoy en día los proyectos conjuntos ruso-belarusos”, subrayó el diplomático.

Borís Gryzlov señaló que las partes acumularon mucha experiencia en este ámbito. La RSS de Bielorrusia siempre estaba entre los líderes en el desarrollo de tecnologías espaciales. Para el programa espacial soviético, los ingenieros belarusos crearon dispositivos ópticos, sistemas de control de lanzamiento de cohetes, sistemas de soporte lógico para el tratamiento de imágenes, sistemas de teledetección. Basta decir que Semión Kósberg, oriundo de la ciudad belarusa de Slutsk, fue el diseñador del motor de la tercera etapa del cohete Vostok, que puso en órbita la nave espacial de Yuri Gagarin.

Los trabajos conjuntos de exploración espacial continuaron en el marco del Estado de la Unión. Se creó un sistema conjunto de control terrestre de las naves espaciales y una infraestructura para recibir y procesar información. La actual constelación de satélites del Estado de la Unión incluye seis satélites: el satélite belaruso de teledetección de la Tierra BKA y cinco satélites rusos similares de la serie Kanopus.

“Su uso nos aporta resultados directos y económicamente tangibles, sobre todo en la agricultura. Estamos preparando un proyecto de trabajo de una nueva nave espacial ruso-belarusa para el levantamiento de la Tierra con la máxima resolución de 0,35 metros – es decir, desde el espacio se podrá ver una hoja de papel A4. Está previsto lanzar este satélite en 2029, y después pasar a la creación de una constelación de satélites en una única plataforma tecnológica. Tenemos toda la base científica y productiva necesaria para ello”, resaltó Borís Gryzlov.

Según él, la empresa belarusa Peleng, especializada en la producción de equipos optoelectrónicos, logró grandes éxitos en los últimos años. Pero éste es sólo un ejemplo. También son importantes los programas conjuntos en curso para desarrollar la producción de semiconductores, procesadores y otra microelectrónica correspondiente a los procesos tecnológicos modernos. “Disponemos de financiación, recursos y especialistas. Las nuevas tecnologías aliadas también se utilizarán en la creación de la estación orbital rusa. Será la sucesora de nuestro segmento de la EEI, que se acerca al final de su vida útil. Esta estrategia nos permitirá centrarnos en la consecución de objetivos concretos que son importantes para Rusia y Belarús”, añadió el embajador.-0-

Síguenos en
Twitter
Últimas Noticias de Belarús