Proyectos
Servicios
Órganos estatales
Flag Miércoles, 20 Octubre 2021
Minsk Nubosidad variable +8°C
Todas las noticias
Todas las noticias
Política
28 Junio 2021, 15:18

Schiokin: Belarús sigue siendo un garante del equilibrio geopolítico de poder en el mundo

MINSK, 28 jun (BelTA). – Belarús sigue siendo un garante del equilibrio geopolítico de poder en el mundo, a pesar de la agresión del Occidente. Esta opinión fue expresada al corresponsal de BelTA por el candidato a doctor en ciencias filosóficas, jefe del departamento de sociología de la administración pública del Instituto de Sociología de la Academia Nacional de Ciencias, Nikolái Schiokin.

“En un futuro próximo debemos esperar la aplicación de una estrategia compleja hacia Belarús, basada en un sistema de acciones provocadoras del Occidente colectivo. Una provocación a gran escala con un avión y utilizando toda la gama de presión informativa fue el primer paso. Las recientes acciones del Occidente demuestran claramente que, por un lado, intentan hacer de Belarús un proyecto antirruso y antiortodoxo, mientras que, por otro lado, ya se ha abierto un proceso de imposición del colapso económico y del caos social a través de las sanciones. Dadas las crecientes críticas a Belarús en cuestiones de migración, seguridad energética, así llamados derechos y libertades democráticas, así como los procesos de integración dentro del Estado de la Unión, no se puede excluir que el Occidente colectivo lleve a cabo los actos de desestabilización de la situación en Belarús organizados por sus agencias de inteligencia en los próximos meses”, comentó.

Nikolái Schiokin está seguro de que las razones de este comportamiento del Occidente comenzaron a surgir gradualmente.

“En primer lugar, la pandemia puso de manifiesto la crisis del mundo liberal, que deriva hacia regímenes liberales-totalitarios, caracterizados por el aventurerismo político; en segundo lugar, el mundo en rápida transformación, en el que surgen nuevos centros de decisión, no deja a Europa ninguna posibilidad de configurar su propia agenda; en tercer lugar, las contradicciones emergentes entre la vieja Europa y los jóvenes europeos; en cuarto lugar, Belarús se ha convertido en el ariete antirruso número uno del Occidente; en quinto lugar, Belarús ha sido la primera en el mundo en demostrar la unidad histórica del pueblo y el gobierno en oposición a la guerra híbrida del Occidente, desempeñando así un papel importante en el debilitamiento de la autoridad del Occidente colectivo. Por cierto, es Belarús la que ha puesto a cero en su territorio el resentimiento y los mecanismos políticos e informativos para promover la guerra híbrida”, resaltó el experto.

Según Nikolái Schiokin, el Occidente no dejará de crear artificialmente nuevos pretextos para situaciones de conflicto.

“La probabilidad de un enfrentamiento armado sigue siendo bastante alta. El factor religioso puede convertirse en una de esas ocasiones de situación explosiva. Como experto en el campo de las relaciones entre la Iglesia y el Estado, estoy de acuerdo con el Presidente en que la armonía interconfesional y el diálogo entre la Iglesia y el Estado han sido siempre una base fundamental para el desarrollo exitoso de Belarús. La ortodoxia se convirtió en una institución social realmente viable, capaz de unir al país y mantener la paz y la estabilidad. En este sentido, considero que los científicos belarusos no prestan suficiente atención al desarrollo de modelos y escenarios estratégicos del diálogo entre la Iglesia y el Estado. Además, una serie de instituciones estatales que evalúan y certifican de forma subjetiva y personal los resultados de las investigaciones científicas en este ámbito deberían corregir su actitud y basar su actividad en los intereses del Estado, basándose en las estimaciones objetivas dirigidas al resultado. Todos deberíamos darnos cuenta de que la paz religiosa y nacional es la principal condición para la soberanía e independencia de Belarús”, considera el experto.

También subraya que, en cualquier caso, hay que trabajar e interactuar con los que existen, no hay otros vecinos ni los habrá. “Por lo tanto, no podemos hablar de un giro geopolítico, ya que el papel regional significativo y estabilizador de Belarús como estado soberano, reconocido por todos los actores mundiales, es una garantía del equilibrio geopolítico de poder en el mundo. El desarrollo se basa en el multivectorismo económico y en las prioridades políticas que responden a los intereses nacionales. El mundo está pasando gradualmente a una confrontación “contractual” civilizada. La respuesta de Belarús debe ser estratégica y metodológicamente verificada, precisa, funcionalmente efectiva, pragmática, así como ideológica y económicamente justificada”, resumió Nikolái Schiokin.-0-

Síguenos en
Twitter
Últimas Noticias de Belarús