Proyectos
Servicios
Órganos estatales
Flag Martes, 18 Mayo 2021
Minsk Nubosidad variable +15°C
Todas las noticias
Todas las noticias
Política
12 Abril 2021, 12:29

Makéi al Occidente: No repitamos errores del pasado, no organicen revoluciones en Belarús

MINSK, 12 abr (BelTA). - El ministro de Asuntos Exteriores de Belarús, Vladímir Makéi, hace un llamamiento a los socios occidentales para que no repitan los errores del pasado y no traten de organizar algunas revoluciones en Belarús, lo acentuó en la entrevista al programa "Pregunta número uno" del canal de televisión Belarús 1, informa BelTA.

La pregunta del periodista se refería al comportamiento de los vecinos occidentales de Belarús, que no es sólo una injerencia en los asuntos internos del país, sino acciones concretas para desestabilizar la situación. En particular, se trataba de las acciones de Polonia y Lituania.

"Nunca hemos dicho ni participado en actividades destinadas a socavar nuestras relaciones con otros estados, principalmente con nuestros vecinos. Sólo tenemos que responder a las declaraciones y acciones destructivas contra Belarús realizadas por nuestros vecinos occidentales", aseguró Vladímir Makéi.

Señaló que para la parte belarusa son absolutamente inaceptables esas afirmaciones que se hacen contra ella. "Es más, son perjudiciales para el desarrollo del Estado, de la estatalidad y de la sociedad. Por eso tenemos que responder. Me sorprende: nuestros socios intentan utilizar el factor nacional, el cultural y el histórico en general. Están dispuestos a mover cualquier hilo para eliminar el régimen no deseado. No repitamos los errores del pasado. El régimen es fuerte, fuerte y resistirá. Así que es necesario establecer relaciones con él en función de este factor. Y sin intentos de organizar revoluciones aquí. No conducirá a nada bueno. Además, si la situación sigue agravándose, provocará definitivamente la ausencia de la sociedad civil que tanto preocupa a nuestros socios europeos”, agregó.

El jefe del Ministerio de Asuntos Exteriores señaló que esa política de algunos países respecto a Belarús no encuentra apoyo masivo ni siquiera entre su propio pueblo.

"Alguien puede ser sarcástico en tal situación, pero hemos visto un aumento en el número de solicitudes de ciudadanía de Belarús. De los países occidentales. Ahora estamos resumiendo esta información e informaremos a los dirigentes para que se tomen algunas medidas para, tal vez, acelerar el procedimiento de concesión de la ciudadanía a estas personas. Entiendo por qué. La situación de la pandemia probablemente influyó en primer lugar. Ningún ciudadano de un país occidental iría a un país inestable o inseguro. Por eso, estos recursos tienen también argumentos concretos y de peso", señaló Vladímir Makéi.

El ministro subrayó que Belarús responderá a las acciones destructivas, pero nunca tomará medidas para dividir a las naciones. "Estamos interesados en desarrollar una cooperación integral, y en primer lugar con nuestros vecinos, que, como dice el Presidente de Belarús, nos fueron dados por Dios. Pero, por supuesto, no dejaremos sin respuesta las acciones destructivas que nuestros socios intentan emprender en el circuito exterior", dijo el ministro.

Vladímir Makéi comentó los intentos de glorificar a los criminales de guerra y la participación de representantes polacos en estos actos: "Estas acciones, que se llevaron a cabo en Belarús, no entiendo cómo a alguien se le puede ocurrir organizar un acto de este tipo en nuestro país, que perdió un tercio de su población durante la Segunda Guerra Mundial, celebrando, conforme a su opinión, a los héroes, que razonablemente consideramos criminales. Comprensiblemente, también nos vimos obligados a tomar medidas drásticas en respuesta: pedir a varios empleados consulares, que estaban involucrados en tales eventos, que se fueran", comentó.

Según el ministro, cuando empezaron a investigar el asunto se descubrió que más de 500 "empresitas" diferentes de Belarús habían encontrado una laguna en la ley y se dedicaban a las llamadas "actividades educativas". "De hecho, según los patrones y reglas, que son absolutamente ajenos a nuestra sociedad. Tendremos que seguir estudiando esta cuestión y tomar medidas concretas para restablecer el orden en nuestra legislación y cerrar este tipo de lagunas", dijo el jefe del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Además, hay pruebas claras de que varias estructuras e individuos se han dedicado a actividades destructivas y han recibido financiación del extranjero. "Ahora nuestras autoridades competentes - la Fiscalía General y el Comité de Instrucción - se están ocupando de este asunto. Reaccionaremos muy estrictamente ante cualquier manifestación relacionada con la glorificación del nazismo, el fascismo y sus colaboradores", subrayó Vladímir Makéi.-0-

Síguenos en
Twitter
Últimas Noticias de Belarús