Proyectos
Servicios
Órganos estatales
Flag Martes, 31 Enero 2023
Minsk 0°C
Todas las noticias
Todas las noticias
Política
31 Octubre 2022, 17:54

El embajador de Brasil sobre el café, los suministros de fertilizantes potásicos y la cooperación con Belarús

MINSK, 31 oct (BelTA). – Brasil considera a Belarús un socio importante y ve grandes perspectivas para expandir la cooperación económica bilateral. Lo comunicó en una entrevista a BelTA el Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Brasil en Belarús, Bernard Jorg Leopold de García Klingl.

- Señor embajador, ¿cómo evalúa el estado actual de la cooperación belaruso-brasileña, teniendo en cuenta el 30º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas?

- Lo valoro muy positivamente, dada la presencia tanto en Brasil como aquí, en Minsk, de misiones diplomáticas que buscan ampliar y profundizar la cooperación y el entendimiento mutuo entre los dos países.

En los últimos años se fortalecieron significativamente los lazos en diversos campos: político, económico y cultural. Aún en tiempos de dificultades relacionadas con la difícil situación en el mundo, ambos países aspiran a encontrar soluciones conjuntas para superarlas.

- En su opinión, ¿qué une a Belarús y Brasil, a pesar de la gran distancia geográfica entre nuestros países?

- En primer lugar, es un sentimiento de simpatía mutua. A pesar de la distancia entre nuestros estados, al llegar a Minsk, vi una imagen positiva de Brasil. En mi opinión, es el resultado de lo que se transmite a través de los medios de comunicación. Veo que el pueblo belaruso, como el brasileño, es pacífico y trabajador.

Es asombroso, pero vi en las calles de Minsk la presencia brasileña en el arte callejero, las obras de nuestros artistas se presentan por toda la ciudad, muchas de ellas fueron creadas en el marco del festival Vulica Brasil.

Esta presencia nos da la confianza de que tenemos un terreno fértil para seguir trabajando juntos.

- ¿Qué temas de interacción son los más relevantes en esta etapa?

- Por supuesto, en los contactos bilaterales prevalecen los temas comerciales y económicos.

En mi trabajo presto la atención particular al tema de los fertilizantes. Brasil es un gran importador del potasio de Belarús, y este producto desempeña el papel clave en el trabajo bien coordinado de la agroindustria brasileña. Brasil es un país donde se producen muchos alimentos, y la disponibilidad de fertilizantes en Belarús es uno de los elementos que ayuda a mantener la seguridad alimentaria en el mundo.

Otro tema importante en la agenda comercial de las relaciones bilaterales se refiere a la aviación. Brasil tradicionalmente es un exportador de aviones de pasajeros Embraer para la aerolínea Belavia. Y esperamos mantener nuestra presencia en Belarús en el futuro.

Me gustaría ampliar el surtido de suministros de Brasil, incluyendo muchos productos que, en mi opinión, podrán gozar de demanda en el mercado local. Me refiero, en particular, al sector alimentario y el suministro de frutas y oleaginosas. También veo grandes oportunidades en el mercado de textil, productos farmacéuticos, piezas de repuesto, metalurgia y tecnologías de la información.

Mientras tanto, vemos que la coyuntura mundial actual no es favorable para el desarrollo de contactos, surgen muchas dificultades en el comercio, relacionadas, en primer lugar, con la logística de entregas de mercancías a través de los puertos, así como con los pagos recíprocos.

- En abril de este año el Embajador de Belarús intervino en el Parlamento de Brasil, y entonces se discutió la búsqueda de una solución conjunta del problema de reanudación del suministro de fertilizantes potásicos belarusos a su país, la importancia de los “corredores humanitarios para el potasio”, el establecimiento de contactos directos entre los compradores brasileños y el productor belaruso. ¿Cómo van las cosas en este tema ahora?

- Brasil, al igual que Belarús, está tratando de encontrar una salida de las sanciones unilaterales, que tienen un impacto negativo en los países. Este problema, lamentablemente, no se resuelve tan rápido como nos gustaría. Estamos buscando alternativas tanto financieras como logísticas.

El Gobierno brasileño aplicó muchos esfuerzos para coordinar las acciones de su servicio diplomático no solo en Minsk, sino también en otros países clave para resolver este problema en el marco de la “diplomacia de los fertilizantes”. Como mencioné anteriormente, es muy importante para Brasil que este tema se resuelva lo antes posible.

- Brasil es un gran proveedor mundial de café, ¿cómo es la situación en esta industria este año?

- Anteriormente, el café de Brasil se conocía bajo los nombres Santos (sabor más rico con toques de chocolate) y Rio (sabor más neutro). Son los nombres de los puertos de su exportación. Eran mezclas de café, y la atención principal se prestaba a la venta a granel.

Desde 1991 Brasil comenzó a prestar más atención a la calidad, contribuyendo al desarrollo de variedades especiales de café. Brasil ya no es solo un gran productor. Se ha convertido en uno de los mejores fabricantes. Nuestro café es diverso, proviene de 34 regiones productoras, con diferentes alturas, suelos, variedades. Después de la cosecha se aplican las últimas tecnologías de procesamiento, incluida la fermentación. Y nuestro café solo se beneficia de esto.

Recientemente nos centramos en la producción de variedades especiales de café Canephora (Canephora es el segundo grupo de café más importante después de Arábica) – Robusta Amazónico y Conilon Capixaba. Estas variedades, que durante mucho tiempo se utilizaban para abaratar las mezclas, ahora muestran sabores exóticos y obtienen altas estimaciones comparables con Arábica.

Es una gran ventaja de Brasil – gracias a su enorme tamaño, nuestro país puede ofrecer al mundo muchos sabores. Si el consumo mundial crece solo un 2 %, para 2050 necesitaremos una producción global de 300 millones de sacos de 60 kg. Es casi dos veces más de la producción actual. Por lo tanto, Brasil seguirá siendo el mayor productor del mundo, así como un importante mercado consumidor – el mayor del mundo en términos de consumo total de café caliente (el 14 % del consumo mundial).

- En su opinión, ¿están justificados los pronósticos de los medios de comunicación mundiales respecto a la reducción de la cosecha y la producción de café en el mundo?

- La cosecha de 2022/2023 pronto se recogerá en la mayoría de las regiones. La calidad de café es muy buena. Sin embargo, Brasil todavía sufre los efectos de la sequía y las heladas de 2021, que se han hecho evidentes ahora. Los expertos decían que la cosecha brasileña superaría 60 millones de sacos, pero hace poco la Compañía Nacional de Suministros revisó esa cifra a 50 millones de sacos.

Con tal caída la situación en la bolsa sigue siendo muy volátil, y se mantienen precios altos para el café de cualquier país. El mercado ahora es turbulento.

- Señor embajador, ¿cómo las sanciones occidentales influyeron en las relaciones belaruso-brasileñas en general?

- La política de sanciones causó el fortalecimiento de la coordinación política entre nuestros países. Brasil, al igual que Belarús, está tratando de eludir las sanciones unilaterales, que afectan de manera injusta y grave al comercio entre nuestros países.

Brasil se preocupa mucho por el impacto de las sanciones en el sector alimentario, ya que las dificultades con la importación de fertilizantes afectan a la producción agrícola y generan mayores costos e inflación, lo que a su vez perjudica al país y afecta a la vida cotidiana de la población.

- ¿Cuáles son las perspectivas para el desarrollo de contactos culturales y educativos entre Belarús y Brasil?

- Me gustaría seguir desarrollando los lazos culturales bilaterales, y en ese sentido considero importante materializar proyectos específicos. Entre los planes – organizar un proyecto sobre el tema de la visión de Brasil por los artistas belarusos.

El nivel del arte belaruso, así como de la educación en Belarús, es muy alto. Y me gustaría mucho aprovechar este potencial para desarrollar la cooperación belaruso-brasileña. Teniendo en cuenta que el portugués se estudia en Belarús, en particular, en la Facultad de Relaciones Internacionales de la Universidad Estatal Belarusa, considero importante establecer relaciones interuniversitarias e intercambios de estudiantes.

- Señor embajador, usted llegó a Belarús no hace mucho tiempo, ¿cuáles son sus primeras impresiones?

- Tengo las mejores impresiones. Es un gran placer para mí representar a Brasil en Belarús, donde he conocido gente muy hospitalaria y veo una imagen positiva de Brasil. Esto me da mucho espacio para trabajar. Veo que en los últimos 30 años Belarús ha logrado mucho en varias áreas, brindando una alta calidad de vida a su población. Creo que hay grandes perspectivas para el desarrollo de la cooperación belaruso-brasileña en todas las áreas.

Alina Grishkévich,

BelTA.-0-

Síguenos en
Twitter
Últimas Noticias de Belarús