Proyectos
Servicios
Órganos estatales
Flag Lunes, 28 Noviembre 2022
Minsk -2°C
Todas las noticias
Todas las noticias
Política
28 Junio 2022, 13:07

Diálogo y cooperación en vez de sanciones. El embajador belaruso sobre las perspectivas de relaciones con Alemania

Denís Sidorenko. Foto de la Cancillería belarusa
Denís Sidorenko. Foto de la Cancillería belarusa

MINSK, 28 jun (BelTA). – Alemania es uno de los líderes de la Unión Europea (UE) y determina en gran medida su política, incluso respecto a Belarús. Denís Sidorenko, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República de Belarús en la República Federal de Alemania, en una entrevista a BelTA habló sobre las tendencias actuales en el desarrollo de las relaciones entre Belarús y Alemania, incluidas las comerciales y económicas. Está convencido de que el período difícil actual en las relaciones con Alemania es temporal y existe un gran potencial para la cooperación entre Belarús y Alemania. Belarús está abierta al diálogo constructivo y la cooperación con Alemania.

- Denís Vladímirovich, ¿cómo describiría brevemente la etapa actual en el desarrollo de las relaciones bilaterales entre Belarús y Alemania?

- En general, es una etapa muy difícil en nuestro diálogo y cooperación con Alemania. En marzo de este año celebramos el 30º aniversario de la reanudación de las relaciones diplomáticas bilaterales con Alemania. Sin embargo, este aniversario diplomático no fue tanto un evento de celebración como una ocasión para pensar seriamente en cómo construir nuestra cooperación en el futuro, incluso teniendo en cuenta la dinámica negativa actual en las relaciones entre la República de Belarús y la Unión Europea, así como la tensa situación regional.

Desafortunadamente, durante los últimos dos años, la parte alemana limita paso a paso las oportunidades para el diálogo constructivo y la cooperación. No por nuestra iniciativa, muchos proyectos bilaterales importantes y prometedores, incluido el funcionamiento del Grupo Asesor Estratégico Belarús-Alemania establecido en 2020, se suspendieron o se cerraron por completo. La política de sanciones de la Unión Europea también tiene un gran impacto negativo en varios aspectos de nuestra interacción con Alemania.

Estoy firmemente convencido de que tal situación no corresponde a los intereses reales ni de Belarús ni de Alemania. Contradice fundamentalmente los intereses y expectativas de los ciudadanos de nuestros dos países. Los principales esfuerzos de la Embajada de Belarús en Berlín se centran en ayudar a superarla, creando las condiciones para la cooperación pragmática de beneficio mutuo con Alemania.

- ¿Cómo se desarrolla la cooperación comercial y económica entre Belarús y Alemania?

- Alemania era y sigue siendo uno de los principales socios de comercio exterior de Belarús. En 2021 este país ocupó el cuarto lugar en términos de comercio, el quinto – de exportaciones belarusas y el tercero – de importaciones.

El volumen total del comercio bilateral con Alemania el año pasado constituyó unos 3,5 mil millones de dólares estadounidenses, lo que es casi un tercio más en comparación con 2020. Al mismo tiempo, las exportaciones belarusas a Alemania crecieron el 77,2 % y superaron 1,6 mil millones de dólares estadounidenses. En particular, las entregas de productos agrícolas y alimentos belarusos a Alemania crecieron casi el 80 %, de maquinaria y equipos – más del 50 %.

Estas cifras evidencian que, a pesar de las continuas restricciones por coronavirus y las difíciles relaciones políticas, los productos belarusos tienen demanda en el mercado alemán.

Al mismo tiempo, cabe señalar que el mercado alemán es bastante complejo, en primer lugar, desde el punto de vista de alta competencia. Alemania produce mucho de lo que se produce en Belarús. Por lo tanto, la promoción de los productos belarusos aquí y el afianzamiento de sus ventas estables requiere un trabajo integral y sistemático por parte de nuestros fabricantes.

Por desgracia, las perspectivas de expansión de los lazos comerciales entre Belarús y Alemania de momento están prácticamente bloqueadas como resultado de las restricciones de sanciones impuestas por la Unión Europea a nuestro país. Las medidas restrictivas de la UE afectaron directamente a las principales exportaciones belarusas a Alemania, incluidos los metales y la madera. Por lo tanto, este año, objetivamente, se registra una caída notable de los indicadores de comercio bilateral.

- Pero las sanciones económicas dañan los intereses no sólo de los círculos empresariales belarusos y alemanes, sino también los intereses de los ciudadanos comunes y consumidores en ambos países…

- Sí, así es. La disminución del comercio y el cierre de las producciones llevan a la reducción de puestos de trabajo, cierta escasez de bienes y, como resultado, la subida de los precios.

Nuestros contactos entre los círculos comerciales alemanes muestran que las empresas alemanas están interesadas en continuar la cooperación mutuamente beneficiosa con socios belarusos, en continuar y aumentar el suministro de productos belarusos al mercado alemán y viceversa. Para ello tendremos que convencer conjuntamente al Gobierno alemán y Bruselas de la inutilidad y contraproductividad de las sanciones, de la necesidad de su pronta revisión y anulación.

- ¿En qué áreas se concentra el trabajo de la embajada en las condiciones actuales?

- La prioridad para nosotros, por supuesto, es la economía. En el contexto de la expansión de sanciones y restricciones, hoy es importante informar plenamente a todos los participantes de la cooperación comercial, económica y de inversión bilateral, tanto en Belarús como en Alemania, sobre las oportunidades, los mecanismos y las soluciones prácticas para una mayor cooperación mutuamente beneficiosa y materialización de nuevos proyectos conjuntos.

Seguimos atentamente, y en algún lugar iniciamos y apoyamos los proyectos que se puede llevar a cabo en las condiciones actuales y que son beneficiosos para ambas partes. De manera continua, brindamos asistencia a las empresas belarusas y alemanas en la resolución de los problemas, incluidos los que surgen en relación con el régimen de sanciones de la UE. Estudiamos en detalle la situación dinámica en el mercado alemán y nos esforzamos por identificar nuevos nichos prometedores para las exportaciones belarusas.

Al mismo tiempo, no olvidamos otras áreas de nuestra cooperación bilateral, en las que durante las últimas décadas se formaron las condiciones marco estables y se establecieron los vínculos a largo plazo. Esto se refiere a la cooperación belaruso-alemana, en particular, en cuanto a la preservación de la memoria histórica, los proyectos humanitarios, los intercambios culturales y educativos, el movimiento de hermanamiento.

Un lugar importante en las actividades de la misión diplomática también lo ocupan los asuntos consulares, incluida la implementación de acciones de derecho civil y procedimientos administrativos para los ciudadanos belarusos que viven en Alemania.

En el contexto del levantamiento gradual de las restricciones por coronavirus, registramos en 2022 un aumento de las solicitudes de visado para visitar Belarús, incluso con fines comerciales. Esto también habla a favor de la existencia del interés objetivo en Alemania por nuevos contactos e interacción con Belarús.

- Denís Vladímirovich, ¿cómo ve el futuro de las relaciones entre Belarús y Alemania?

- A pesar de los desafíos y dificultades actuales, estoy seguro de que en el futuro nuestra cooperación con Alemania volverá a ser constructiva. No hay alternativas a esto. El futuro de nuestras relaciones es la asociación pragmática y la buena vecindad europea.

Nuestros países están conectados y unidos por muchas cosas a nivel histórico, económico, cultural e interpersonal.

Alemania, con todos los desacuerdos actuales, es un socio importante de Belarús en el vector europeo. Pero la República de Belarús, al ser un elemento integral del sistema de seguridad regional y un país de tránsito clave en Europa del Este, también es de gran importancia para Alemania. Y esto, me parece, deberían entender cada vez más en Berlín, especialmente en el contexto de los últimos acontecimientos geopolíticos en la región.

Nuestros intereses comunes incluyen la seguridad, la estabilidad y el desarrollo económico. Hay una serie de desafíos, procesos y fenómenos transfronterizos en los que objetivamente es necesario unir esfuerzos. Esto se refiere, por ejemplo, a tales temas como el desarrollo sostenible y el cambio climático, los flujos migratorios, el tránsito euroasiático, la seguridad alimentaria.

Y estos problemas complejos se resuelven sólo a través del diálogo de respeto mutuo y la cooperación pragmática. Uno de los ejemplos positivos de dicho diálogo bilateral fueron las conferencias telefónicas directas entre el Presidente de la República de Belarús, Aleksandr Lukashenko, y la excanciller de Alemania, Angela Merkel, a finales del año pasado en el contexto de la llamada “crisis migratoria”.

Estoy convencido de que el actual período difícil en nuestras relaciones con Alemania es temporal. También confío en que nuestros socios alemanes con el tiempo llegarán a comprender la inevitabilidad de alejarse de la política de sanciones y diversas medidas restrictivas a favor del desarrollo de la cooperación normal y mutuamente beneficiosa.

Por supuesto, existe un enorme potencial en las relaciones entre Belarús y Alemania, que debemos realizar conjuntamente en interés de nuestros dos países y pueblos, en interés de toda la región.

Belarús está abierta al diálogo constructivo y la cooperación con Alemania y está lista para seguir su propio camino.

Esperamos que Alemania, plenamente consciente de su responsabilidad histórica ante nuestro país y los belarusos, también haga pasos al encuentro y construya adecuadamente su política respecto a la República de Belarús.

Alina Grishkévich,

BelTA.-0-

Síguenos en
Twitter
Últimas Noticias de Belarús