Proyectos
Servicios
Órganos estatales
Flag Martes, 18 Enero 2022
Minsk Nubosidad variable -5°C
Todas las noticias
Todas las noticias
Sociedad
18 Noviembre 2021, 17:45

Shved: La información sobre los hechos delictivos de Polonia será enviada a todas las organizaciones internacionales

MINSK, 18 nov (BelTA). – La información sobre los hechos delictivos de Polonia será enviada a todas las organizaciones internacionales, los delitos de lesa humanidad no prescribirán en ningún caso, comunicó a los periodistas el fiscal general de Belarús, Andréi Shved, anuncia BelTA.

“El análisis jurídico de la situación en la frontera belaruso-polaca, en relación con los repetidos intentos de los refugiados de entrar en el territorio de Polonia de conformidad con las normas internacionales para su tránsito a Alemania, mostró lo siguiente. Hasta ahora, los funcionarios de Polonia están violando gravemente los requisitos del derecho internacional, que define los derechos civiles y políticos fundamentales de los refugiados, así como de los ciudadanos de Belarús. Continúan los intentos de violar la frontera estatal de nuestro país. Hay muchas otras acciones ilegales contra la humanidad. Los representantes de las autoridades polacas varias veces realizaron y siguen realizando deportaciones ilegales, aplican torturas y violencia contra refugiados. Entonces, a su llegada a la frontera estatal de Polonia, las fuerzas de seguridad de este estado impedían y continúan impidiendo de modo inadecuado y desproporcionado el paso de refugiados a Alemania. En particular, se instalaron barreras adicionales, se introdujeron patrullas armadas, se realizaron vuelos amenazantes de aviones, se utilizaron tanques y otras armas pesadas en una cercanía inmediata de los refugiados pacíficos ubicados en el territorio de Belarús”.

El fiscal general destacó que los refugiados habían declarado repetida y públicamente su estado, objetivos, ruta a Alemania. Las autoridades polacas lo conocen de una manera cierta. “A pesar de esto, las fuerzas de seguridad polacas aplicaban torturas y violencia, antimotines, sustancias venenosas, reflectores, disparos al aire y explosiones, fuerza física contra personas pacíficas e indefensas, incluso de noche. Los días 15-16 de noviembre, se registraron y documentaron los numerosos hechos de deportación ilegal de refugiados del territorio de Polonia, el uso de cañones de agua con sustancias químicas a una temperatura de no más de 4 grados sobre cero, granadas aturdidoras y gas con sustancias tóxicas. Incluso contra mujeres embarazadas y niños. Los resultados preliminares de un examen clínico-forense obtenidos el día anterior evidencian el uso por los funcionarios polacos de sustancias químicas venenosas muy activas de efecto tóxico e irritante, incluida deltametrina o pesticida, y otras que produjeron daños corporales en forma de quemaduras, envenenamientos, arañazos, contusiones al menos a 30 personas. Me gustaría enfatizar que entre las personas heridas tras actos ilegales e incondicionales de agresión, torturas y crueldad por parte de los funcionarios polacos, hay menores de edad”.

Entre los lesionados están también los representantes de los medios de comunicación de Belarús, Rusia, Qatar, los funcionarios del servicio fronterizo de nuestro país. “Todos los hechos delictivos de los funcionarios polacos, incluso en el territorio de la República de Belarús, quedan registrados, documentados de forma objetiva e imparcial durante la investigación iniciada en vísperas de una causa penal de delitos contra la seguridad humana cometidos por las fuerzas de seguridad polacas y otros representantes de las autoridades de este país. Se están tomando medidas activas para identificar a cada funcionario que cometió actos delictivos específicos contra personas indefensas. Ahora las fuerzas de seguridad polacas y otros funcionarios se esconden detrás de la alambrada, barreras metálicas, tanques, carros blindados, 15 000 militares armados hasta los dientes. Todo lo mencionado arriba y otros actos delictivos cínicos, que actualmente se están documentando por los cuerpos de seguridad de Belarús, se cometieron por orden directa o con el consentimiento de los líderes políticos de Polonia: su Presidente Andrzej Duda, el primer ministro Mateusz Morawiecki, el ministro de Defensa Nacional, Mariusz Blaszczak, y otros altos funcionarios”, constató Andréi Shved.

El fiscal general recordó que, de acuerdo con las normas y reglas internacionales, los delitos de lesa humanidad no prescribirán en ningún caso y sus autores son criminalmente responsables. “Además, tenemos registradas las repetidas declaraciones públicas de varios ciudadanos polacos, incluidos los funcionarios, con llamamientos a la agresión contra la República de Belarús. En este caso se trata de la existencia de indicios de delito previsto en el artículo 123 del Código Penal de nuestro país sobre la propaganda de guerra. A este respecto, la Fiscalía General impulsó una causa penal que sería investigada por el Comité de Instrucción de Belarús. La información relevante sobre los actos delictivos cometidos por las autoridades de Polonia será enviada a todas las organizaciones internacionales, incluidas las Naciones Unidas, el Consejo de Europa y otros”.-0-

Síguenos en
Twitter
Últimas Noticias de Belarús