Proyectos
Servicios
Órganos estatales
Viernes, 21 Febrero 2020
Minsk Nubosidad total +2°C
Todas las noticias
Todas las noticias
Sociedad
24 Enero 2020, 10:05

La CN ayudará a reducir un 35 % las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030

Tatiana Kononchuk
Tatiana Kononchuk

MINSK, 24 ene (BelTA). – Uno de los efectos positivos que promete la puesta en explotación de la Central Nuclear (CN) de Belarús es la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero según el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. Lo comunicó a BelTA la jefa del departamento principal de política ecológica, cooperación internacional y ciencia del Ministerio de Recursos Naturales y Protección del Medio Ambiente, Tatiana Kononchuk.

En septiembre de 2019 el Secretario General de la ONU convocó la Cumbre sobre el Clima. En el marco de la reunión Belarús anunció la intención de asumir la obligación incondicional de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 en no menos de un 35 % en comparación con 1999 (en aquella ocasión la tarea fue de un 28 %), es más, prometió hacerlo realidad por medio de recursos propios. “Es una cifra nada ambiciosa sino real ya que las tareas planteadas de reducción de emisiones hasta 2030 ya están casi cumplidas. Gracias a los programas estatales y el plan del desarrollo de la economía verde. Aunque aparecen nuevas empresas, las emisiones no aumentan. Un gran efecto para su reducción en un 35 % lo promete el funcionamiento de la central atómica. Será una buena adición para las demás medidas en el marco del Acuerdo de París”, aseguró Tatiana Kononchuk.

Está claro, aún queda mucho por hacer buscando adaptar los sectores de la economía, ante todo la agricultura, a las exigencias de la época y las nuevas condiciones climáticas, revisar la disminución de las emisiones y las prácticas del negocio de las empresas. Hasta finales de 2022 Belarús planifica aprobar una serie de instrumentos para la adaptación de diversos sectores de la economía nacional a los cambios del clima. Las decisiones se basarán en los principios de la economía verde.

“Se consolidan las direcciones verdes. Hoy en día un 45 % de energía eléctrica la consumen las viviendas. Por eso, la modernización y la construcción de casas energéticamente eficientes también ofrecen un gran efecto”, añadió Tatiana Kononchuk.

La puesta en práctica de tres iniciativas piloto del proyecto del PNUD “Belarús: Apoyo a la planificación urbana verde en las ciudades pequeñas y medianas de Belarús” (“Ciudades Verdes”) en 2016-2021 también permitirá reducir las emisiones de СО2 en más de 90 000 toneladas. A cuenta del componente móvil (el perfeccionamiento del transporte urbano y el desarrollo del movimiento ciclista) se planifica la reducción en 77 800 toneladas, lo demás – a cuenta de los eventos de eficiencia energética.-0-

Síguenos en
Twitter
Últimas Noticias de Belarús