Proyectos
Servicios
Órganos estatales
Martes, 24 Noviembre 2020
Minsk 0°C
Todas las noticias
Todas las noticias
Presidente
20 Noviembre 2020, 16:01

Lukashenko sobre símbolos fascistas

GÓMEL, 20 nov (BelTA). - El Presidente de Belarús, Aleksandr Lukashenko, subraya que es una persona internacional, que aboga por la paz y la armonía entre los pueblos y los representantes de las diferentes religiones, lo acentuó contestando a las preguntas de los periodistas durante una visita a Gomselmash, informa BelTA.

Respondiendo a la pregunta sobre los lemas de los opositores del poder, donde este poder se iguala y se asocia con el fascismo, el Jefe de Estado dijo: “En cuanto al fascismo, no se puede pegarlo a mí de ninguna manera. Porque soy una persona internacional. Saben mi política. Siempre estaba orgulloso del hecho de que no tenemos peleas, contradicciones entre las diferentes nacionalidades. Y tenemos cerca de 100 nacionalidades en el país. Siempre estaba orgulloso del hecho de que tenemos la paz entre confesiones. Siempre decía que éste es mi eslogan electoral - cada uno debe encontrar su camino al templo. Así que no soy un nacionalista, y el fascismo es la forma más alta del nacionalismo. El fascista puede ser un nacionalista apasionado. Esto no es sobre mí”.

“No uso las banderas fascistas de color blanco-rojo-blanco. Y digo abiertamente que esto es un simbolismo fascista. Y quién puso esta cuestión al referéndum, era su servidor, cuando teníamos las banderas de color blanco-rojo-blanco, que los nacionalistas estaban vendiendo. Contradecía categóricamente. Pero eligieron, me convertí en Presidente y les presenté en el referéndum: que decidan, aquí hay unos símbolos, aquí otros. La abrumadora mayoría apoyó los símbolos estatales actuales. ¿Qué preguntas tienen para mí?”, comentó.

“Además, no había retratos de Lukashenko bajo las banderas de color blanco-rojo-blanco, y de Hitler - hubo. Y lo mostramos. Y quién podría imaginar que el Teatro Yanka Kupala, que fue colgado por las banderas de color blanco-rojo-blanco durante la guerra, estaría bajo estas banderas este año. ¿Quieren decir que tuve que soportar esto en el centro de Minsk? Sacaremos este simbolismo fascista de nuestra sociedad, lo haremos bien. Y sobre todo, explicando que no se puede hacerlo. Nuestro país sufrió más que otros en la guerra”, añadió el Jefe de Estado.

En la pregunta del periodista también se mencionó que los opositores se presentan cada vez más con nuevos eslóganes, a veces cruzando la línea. “No hay revolución sin eslóganes. Si hay una revolución, se necesitan eslóganes. Pero no se alucinen. Ya decía muchas veces: no tenemos revolución, porque no hay revolucionarios. Estos que han huido allí y hacen algo a través de canales de Telegram, viven de lujo. Y los que caminan aquí son personas que creé con mis propias manos. Y que hoy en día ganan 5-6 veces más que en Gomselmash. Intentaron hacer una revolución pequeñoburguesa. No son revolucionarios. Porque los revolucionarios de su época, las revoluciones que estudié, lo hacían todo. Sabían que podían morir, creían en ello”, agregó el estadista.

“Hace dos meses decía que sólo querían cubrirnos: estos tanques, los aviones de la OTAN cerca de las fronteras... Pongo el ejército en disposición combativa, la mitad del ejército en Grodno, donde ya colgaron las banderas en los balcones. Y tan pronto como apareció el ejército allí, las banderas se quitaron al instante. Pero les mostramos, respondimos. Ahora entienden que sólo querían mutilarnos. Ya saben las declaraciones: que necesitaban no solo la provincia de Grodno, sino toda Belarús (en Polonia lo decían). Y después de eso, algunos de nuestros manifestantes van con estas banderas y bajo el mando de estas personas, allí en los centros, canales de Telegram, etc., empiezan a actuar en nuestro país. ¿Qué tenía que hacer? Estaba reteniendo a los militares, ni siquiera traje un ejército a Minsk”, dijo.

El Presidente subrayó que los opositores de las autoridades no tuvieron éxito en la guerra relámpago, y muchos ya lo evaluaron, llamando a poner el orden.

“Siempre hace falta ser paciente. Cuanto es posible. Cuando aparecieron en el ferrocarril, mi decisión fue inequívoca: terroristas”, enfatizó el Presidente.

“Este es mi asunto. Nos ocuparemos de ello. Pero hace falta comunicar a la gente, explicar para que entienda lo que tenemos y lo que tendremos”, concluyó el Jefe de Estado.-0-

Síguenos en
Twitter
Últimas Noticias de Belarús