Versión móvil
Proyectos
Servicios
Órganos estatales

Lukashenko intervino en el Foro de Negocios Austriaco-Belaruso

Presidente 13.11.2019 | 12:25

MINSK, 13 nov (BelTA). – El Presidente de Belarús, Aleksandr Lukashenko, el 12 de noviembre participó en el trabajo del Foro de Negocios Austriaco-Belaruso. En su intervención el Jefe de Estado anunció no sólo los mensajes importantes para los empresarios, sino también expresó su opinión sincera sobre varios problemas mundiales palpitantes y cuestiones geopolíticas, anuncia BelTA.

“Creo que ya hace mucho maduró la necesidad de tales entrevistas. El negocio de nuestros países espera las señales políticas claras (si es necesario, pueden considerarlo una señal) que demuestren la disposición de Minsk y Viena de añadir a las relaciones bilaterales el carácter duradero. El objetivo de mi visita oficial a la capital de Austria consiste en confirmar el interés de Minsk por construir los vínculos sólidos no sólo con los políticos europeos, sino también el negocio”, declaró el líder belaruso.

“En 100 m puedo dar la bandera, pero en 10 km no arriesgue”

A pesar de la seriedad del evento, sus altos participantes comenzaron la conversación con una broma. El presidente del Consejo Nacional, Wolfgang Sobotka, se vio obligado a hablar fuera de la tribuna, ya que después de las recientes operaciones en las articulaciones de las rodillas esto le resultó difícil. Sin embargo, él expresó la seguridad de que se recuperaría pronto e incluso podría adelantar al Jefe de Estado belaruso en la distancia de 100 m.

Aleksandr Lukashenko a su vez llamó atrevida esta declaración. “En 100 m puedo dar la bandera, pero en 10 km no arriesgue”, bromeó el líder belaruso.

“Me dije a mí mismo: ¡bien hecho que vine!”

Luego el mandatario se hizo serio y dijo que había propuestas de no ir personalmente al Foro de Negocios y limitarse a la participación de los miembros del Gobierno. Sin embargo, decidió venir, especialmente teniendo en cuenta las expectativas de los círculos empresariales. “No pude evitar venir. Y hoy, sentándome y mirando a esta sala, me dije a mí mismo: ¡bien hecho que vine!”.

Aleksandr Lukashenko enfatizó que no se trata de una u otra señal que debe recibir la comunidad empresarial. “En primer lugar, quería demostrar mi respeto. Y si alguien quiere recibir también una señal, no me importa, considere que está recibiendo esta señal ahora”.

“200 millones de dólares estadounidenses del giro comercial es una deshonra”

El Presidente destacó que los dos países tienen un enorme potencial no realizado y el intercambio mercantil de unos 200 millones de dólares estadounidenses es una deshonra. “Es una vergüenza de sólo anunciar estas cifras”.

“Imaginen los potenciales de los dos países, por nuestros países pasan no sólo las grandes rutas logísticas, sino también los recursos financieros y materiales. “¿Para qué hablar sobre 200 millones de dólares? Es una deshonra. Tenemos que alejarnos rápidamente de esta deshonra”.

“Si tratan a los belarusos como a los austriacos, apoyaré por todos los medios”

Aleksandr Lukashenko dijo directamente a los representantes del negocio: “Si vienen a nuestro país con inversiones, trabajan y tratan a los belarusos como a los austriacos, siempre serán mi gente, mis ciudadanos, y les apoyaré por todos los medios, incluso con arma. Lo dije de manera absolutamente sincera”.

El mandatario explicó que había visto a diferentes empresarios. Algunos vienen para sacar tajada, otros – para ganar algo cazando ratones. Y los terceros vienen no sólo para ganar, sino también para servir al pueblo del país donde trabajan. “Con los terceros trabajaremos rápidamente, operativamente, les apoyaremos”.

El Presidente agregó que si algún proyecto necesita un apoyo personal, en Belarús existe tal práctica. “Aquí muchos periodistas, políticos me reprochaban de tener autoritarismo, dictadura... Les digo en seguida: pregunten a sus empresarios, ¿están satisfechos con esta dictadura en Belarús? Si están satisfechos, ¡entonces, me orientaré a ellos!”.

“Tal vez con el tiempo tengan que aprender la democracia de Belarús”

“¿Para qué dedicarse a la parladuría y hablar de alguna democracia? Aunque también les dije hoy a los políticos en Austria (no tanto a Austria como a todos los en el Oeste que intentan criticarme): tal vez con el tiempo tengan que aprender la democracia de Belarús. Porque vemos qué procesos están pasando”.

Él citó como un ejemplo el problema de la migración ilegal. “En la época del globalismo es muy difícil luchar con esto. Y es probable que su democracia les entierre. No lo quiero. Se lo digo como amigo. Y antes de criticar a alguien, es necesario investigar la situación en uno u otro país”, acentuó el estadista.

Aleksandr Lukashenko señaló que si en Belarús hace más de 20 años no hubieran establecido la vertical del poder, ni hubieran unido a la nación, este país ya no habría existido.

“Lo más importante: no tienen que traer maletas de dinero para sobornos”

El Presidente subrayó su disposición de construir las relaciones transparentes y mutuamente beneficiosas con el negocio extranjero. “Lo más importante es que no tienen que traer maletas de dinero para sobornos. Si lo hacen, nunca estarán en Belarús. Hablando más exactamente, estarán, pero sólo en los lugares de exilio. Por lo tanto, les advierto: no toleraremos ningún soborno o corrupción. Vengan de manera honesta, abierta, transparente”, invitó el Jefe de Estado.

Aseguró que el país seguirá estrictamente los acuerdos alcanzados: “Si acordamos algo, entonces siempre cumpliremos con nuestras obligaciones, incluso si luego esto resulta en perjuicio de nuestro país. ¡Lo prometido es deuda!”

“Estos son los principios básicos que seguiremos al trabajar con ustedes. Vengan y trabajaremos. Vengan a un país seguro, donde hay personas altamente calificadas, personas responsables que sufrieron bastante a lo largo de su historia y saben valorar cada centavo, rublo, euro o kopek ganados”.

“No es necesario poner condiciones para nosotros”

El Presidente marcó que los periodistas, usando los estereotipos anteriores, comenzaron a insinuar que si Belarús no hace algo en el campo de los derechos humanos o la abolición de la pena de muerte, el país no se admitirá al Consejo de Europa. “Que tontería. No pedimos admitirnos al Consejo de Europa. Si nos admiten – lo agradeceremos, si no – aguantaremos. No es necesario poner condiciones para nosotros. Partimos de la situación actual en nuestro país”.

“Vengan, miren, aclaren. Tal vez nos entiendan y nos apoyen al final. Si no entienden algo, no apoyan, ven que algo está mal – díganlo. Somos personas suficientes, podemos aprender y les oiremos”, aseguró Aleksandr Lukashenko.

“Es hora de unir esfuerzos”

El Presidente cree que la entrevista con los representantes de los círculos empresariales será un buen incentivo para ampliar horizontes de la actividad empresarial entre los dos países. Él constató que Belarús y Austria tienen mucho en común y disponen de una buena base para intensificar la cooperación en varios campos.

El Jefe de Estado apostilló que las economías de Belarús y Austria se están desarrollando progresivamente. “Cada uno de nosotros logró mucho en la construcción de su estado independiente. Ahora es el momento de unir esfuerzos y obtener más beneficios económicos del trabajo conjunto. Sólo cooperando, complementando y apoyando uno a otro, podremos y tenemos que alcanzar un nuevo nivel”.

El estadista dijo que existe un problema, cuando los países medios y pequeños, tales como Belarús y Austria, no pueden unirse y proponer su agenda para que la tomen en consideración las potencias. “Simplemente nos dividen en partes y dominan. No hay una unidad. Aquí tienen que trabajar en primer lugar los parlamentarios. Sería provechoso para todo el planeta”.

“La OMC de facto ya no existe, pero Belarús sigue sus principios”

El Presidente declaró que hay todas las razones para hablar de un nuevo contexto y contenido de la interacción entre Belarús y la Unión Europea. Concluyó la preparación para la firma del acuerdo sobre la simplificación del régimen de visados. En Belarús trabajan las prestigiosas instituciones financieras: el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD).

Belarús está trabajando en la adhesión a la Organización Mundial del Comercio (OMC). “Aunque no tenemos prisa. Porque, francamente, después de todas las declaraciones del señor Trump, no sé qué pasará con la OMC. De hecho, ya no existe. Y muchos estados grandes lo reconocen. Pero estamos trabajando, tal vez sea útil”, dijo el líder belaruso.

Con todo eso él enfatizó que Belarús de hecho trabaja en condiciones y según principios de la Organización Mundial del Comercio, ya que los socios de la Unión Económica Euroasiática (UEE) ya se adhirieron a ella.

“Si se necesitan algunos regímenes especiales en nuestras relaciones, lo haremos rápidamente. Si entendemos que es beneficioso para ustedes y para nosotros”, aseguró.

“Orden, disciplina y máxima responsabilidad – la marca de Belarús”

Aleksandr Lukashenko ve una evolución positiva y un alto nivel de confianza en el diálogo político entre Minsk y Viena. En gran medida, él cree que a esto contribuyó el cambio de la actitud de la Unión Europea hacia Belarús. “Al mismo tiempo hace falta notar que incluso en los momentos más difíciles Minsk nunca estudiaba la cuestión de la aplicación de medidas restrictivas de respuesta contra los ciudadanos austriacos y los agentes económicos y la UE en general. Pero hubiéramos podido perjudicarles mucho”.

Él dio un ejemplo del tránsito de una gran cantidad de carga a través de Belarús: “Todo eso pasa por Belarús. Y nunca hacían reclamaciones a los belarusos respecto a algún tipo de desorden en la circulación de mercancías”.

“Así es la dictadura. El orden, la disciplina y la máxima responsabilidad ante los socios es la marca de nuestra Belarús. Lo apreciamos. Porque somos un país de tránsito. Y no es una caridad. En esto consiste nuestro pragmatismo, nos ganamos de esto”, acentuó el Presidente.

Él señaló que en los años de la colaboración con Austria se formaron los mecanismos institucionales confiables y bien establecidos de apoyo de las relaciones económicas, el marco legal necesario.

“Los proyectos de inversión de mil millones de dólares están en desarrollo”

Aleksandr Lukashenko notó que el trabajo activo sobre el mejoramiento de las condiciones marco para la gestión del negocio da sus frutos. “Recientemente Belarús aprobó una serie de documentos estratégicos que dieron un gran impulso al desarrollo del emprendimiento y estimularon un auge sin precedentes en el sector de servicios”.

Un resultado de los esfuerzos conjuntos es un notable aumento en el comercio belaruso-austriaco. En los últimos dos años creció casi el 20 %, la circulación de servicios duplicó. La dinámica positiva continúa en el año en curso. Austria constantemente está entre los líderes en términos de inversión extranjera en Belarús. Se están desarrollando los proyectos de inversión por la suma aproximada de mil millones de dólares estadounidenses.

“Estamos dispuestos para hacer todo lo necesario para que esta cifra se refleje en el volumen del intercambio mercantil real”, apostilló el estadista. Según sus palabras, las decisiones necesarias se tomarán de manera rápida y eficiente.

“La inteligencia artificial es lo que captura la mente de las personas”

Según la opinión del mandatario, el futuro de las relaciones económicas belaruso-austriacas está en la cooperación de producción y el desarrollo del campo de servicios en tales sectores tradicionalmente fuertes en Belarús y Austria como petroquímica, industria alimentaria, elaboración de la madera, construcción de maquinaria, construcción, transporte, logística, tecnologías de la información.

A este respecto Aleksandr Lukashenko expresó la opinión que el proceso de digitalización es un proceso saliente, y que la esfera de la inteligencia artificial captura cada vez más la mente de las personas. El Presidente tuvo la oportunidad de familiarizarse con este tema durante su reciente visita a los Emiratos Árabes Unidos. Este país está invirtiendo un enorme dinero en esta área y reúne a los mejores científicos.

“Visité tal laboratorio y me di cuenta de que estábamos sacando pecho en vano. ¿Qué digitalización? ¡Inteligencia artificial! Ya nos ofrecen los servicios. Creo que pueden contarles mucho”.

Sin embargo, le puso en guardia el hecho que incluso los propios desarrolladores no saben a qué puede llevar el desarrollo de la esfera de la inteligencia artificial.

“Europa es nuestro hogar común, y no habrá otro”

A base del ejemplo de la esfera de altas tecnologías Aleksandr Lukashenko marcó que el negocio ya no tiene fronteras. “Por lo tanto, vamos a ampliar las fronteras de nuestros estados, vamos a trabajar en Belarús tanto como en Austria. En Austria – como en Belarús. Y vamos a entender que este es nuestro hogar común, especialmente Europa, y no habrá otro. Les pido a ustedes, europeos, vamos a conservar la unidad”.

Aleksandr Lukashenko enfatizó que es partidario apasionado de una sola Unión Europea sin el brexit, porque la Unión Europea es uno de los pilares geopolíticos del mundo. “Si sacar este apoyo del sistema, temo que no pueda resistir, por eso defiendo su unidad”.

Él expresó la opinión que la Unión Europea no debe ser tan burocrática como ahora. A veces la toma de una decisión tarda demasiado tiempo. Igual que a veces los estados sin aclarar todo siguen la opinión de uno o varios países. “Levantan las manos indiscriminadamente. No se puede así. Es menester aclarar la situación. La situación alrededor de nosotros no es tan fácil. Ucrania es una prueba de eso. Si creen que esto está muy lejos, están equivocados. Está en nuestra casa, y tenemos que mantener el orden”.

“La peculiaridad nacional de los belarusos consiste en que abordamos minuciosa y ponderadamente la toma de cualesquiera decisiones, pero al acordar algo con nuestros socios, cumplimos escrupulosamente con nuestras obligaciones. Quiero asegurarles: al tener un serio interés hacia Belarús, los austriacos nunca se decepcionarán” resumió el Presidente.-0-

Noticias de la rúbrica Presidente
Últimas noticias
Todas las noticias
Tiempo
Minsk
Baránovichi
Bobruisk
Borísov
Brest
Varsovia
Vilna
Vitebsk
Gómel
Grodno
Zhlobin
Kiev
Kiev
Lida
Minsk
Moguiliov
Moguiliov
Mózyr
Moscú
Orsha
Pólotsk
Riga
San Petersburgo
Soligorsk
Soligorsk