Versión móvil
Proyectos
Servicios
Órganos estatales

Lukashenko explicó los nombramientos

Presidente 20.08.2018 | 13:54

MINSK, 20 ago (BelTA). - El Presidente belaruso, Aleksandr Lukashenko, designando el nuevo cuerpo del Gobierno y unos ministerios, explicó los nombramientos que parecen severos después de la visita de la región de Orsha, anuncia BelTA.

“Cuando tomaba decisiones en Orsha, muchos o algunos en la sociedad lo entendieron como una decisión espontánea. Algunos pensaron que posiblemente no hacía falta criticar rigurosamente el Gobierno por un hecho en la región de Orsha. Quiero decir que se trata no solo de Orsha. Fue la gota que calmó el vaso. Lo esencial está más a fondo. Ustedes entienden que no pueden existir ningunos desacuerdos y variantes en la realización del curso de desarrollo de nuestro país”, resaltó el Jefe de Estado.

El líder del país marcó que en Belarús existe el curso determinado de desarrollo. “Con arreglo a la Constitución del país, el Presidente en su campaña electoral aclara este curso. La población vota partiendo de eso. Nadie puede engañar a la población”, resaltó Aleksandr Lukashenko.

“En nuestro Gobierno, sin nombrar los apellidos, proponían presentar un curso y seguir el otro. Nunca era así y nunca será. Lo que prometíamos a la población, el Gobierno se creaba precisamente para este rumbo, lo seguiremos. Lo principal en nuestra política es la población. No es ningún populismo. Siempre lo decía y sigo diciendo. En caso contrario será nuestro fracaso. Lo esencial es la población”, destacó el líder belaruso.

Aleksandr Lukashenko acentuó que la disciplina, honestidad, unidad, sistema del poder, su firmeza orientada a la disciplina y profesionalismo es un factor de la independencia del país. “Por eso el segundo rumbo es la independencia, la garantía de esta independencia. Seremos independientes si nuestra economía se desarrolla como es debido. Si hacemos caer la economía, no tendremos ninguna independencia. Ninguna vanilocuencia nos salvará de la destrucción”, añadió.

El Presidente notó que algunos en el Gobierno empezaron a entenderlo de otro modo, querían privatizar rápidamente la propiedad estatal y luego venderla. “Con todo eso nadie está contra la privatización. Expliqué que antes de vender las acciones de una empresa hay que estudiar la situación en cada empresa concreta”, precisó el líder del país. Asimismo hay que prestar atención a las condiciones según las cuales llegan los nuevos inversores, precisar qué será con los trabajadores.

“Belarús no necesita la privatización cuando la mitad de trabajadores resulta innecesaria”, enfatizó el Presidente.

“¿Queremos seguir el camino de nuestros vecinos? Ya censuraron tal privatización realizada en los años 90”, marcó el alto mandatario belaruso.

Aleksandr Lukashenko notó que en Belarús fue determinado el rumbo de la modernización paulatina y el perfeccionamiento de lo que tenemos. “Lo que tenemos hoy en día produce lo que está reclamado en el mercado. ¿Para qué renunciarlo?”, preguntó el Presidente.

Como ejemplo citó la agricultura, antes muchos decían que las inversiones en la agricultura son en vano. “Ahora todos dicen que la agricultura salva el país. Construíamos los nuevos complejos, transformábamos las granjas existentes. Ahora muchos dicen que el sector de productos lácteos es un tesoro. No son mis palabras, son palabras de los especialistas”, detalló.

La situación similar existía en la modernización de las empresas madereras. “Actualmente son propulsores de desarrollo de nuestra economía. Si no me equivoco, se trata del 124-125% del crecimiento respecto al nivel del año pasado”, agregó Aleksandr Lukashenko.

“La modernización debe ser tranquila y paulatina. Si queremos vender algo de la agricultura o industria maderera, el precio será mucho más”, especificó el estadista.

“Pero lo esencial – lo tracé desde mis primeros pasos como Presidente – no habrá ninguna terapia de choque. Porque el choque corta por lo sano a la población. Nunca lo aceptaré, nadie lo hará. Nuestra población no entenderá tal política, nuestra población está acostumbrada a la honradez y justicia. En el Gobierno intentaban promover este choque, yo tenía que pararlo”, dio atención el Presidente.

Al mismo tiempo el encargo al Gobierno de alcanzar el medio salario de un mil rublos belarusos “provocó casi pánico en el Gobierno”. “Resulta que eso es posible hasta con el rumbo que querían seguir. Pero hicieron perder muchos nervios antes de convencer que la gente debe tener por lo menos el medio salario en el país de un mil rublos, que hace falta mejorar la situación con las capas de bajo salario, se trata de niñeras en las guarderías, enfermeras en los hospitales, trabajadores de la esfera de cultura, servicio social. Siempre oí solo tales expresiones como “no podemos”, “no debemos”, “caerá la cotización”, “caerá el país”, “caerá todo”, continuó.

“Entonces propuse una alternativa. Ofrecí bajar nuestro salario hasta el de niñeras”, comentó el Jefe de Estado.

Según sus palabras, la reacción a tal propuesta era siguiente: “En el Gobierno eso es imposible, es menester subir el salario de los ejecutivos en el Gobierno para que trabajen mejor. ¿De qué justicia se trata?”.

“Mantenemos conversaciones con distintas organizaciones internacionales, en especial con el FMI. Sus exigencias son comprensibles, el fondo realiza su política”, comentó el Presidente y agregó que “de la mano de algunas personalidades en el Gobierno”, no por iniciativa del FMI, aparecieron las propuestas de subir de momento hasta el 100% el pago por los servicios comunales, privatizar toda la propiedad del Estado. “¿Qué podrán recibir? Como mínimo, el descontento y la falta de pagos. El pueblo no podría pagar el presentado nivel de servicios comunales. Lo precisé hasta en mi campaña electoral, con la subida del salario crecerá poco a poco el pago por servicios comunales por la población. Acordamos cinco dólares al año. Me dicen que es poco y empiezan los trámites. Así pasaban las conversaciones con el FMI. El Presidente plantea una tarea, ellos intentan promover por las buenas o por las malas en el Gobierno la así llamada posición liberal, una posición estúpida”, añadió.

Asimismo relató que tenía que intervenir, invitar a los representantes del FMI y declarar de nombre de Belarús qué rumbo elige Belarús para avanzar. “Muchas organizaciones internacionales, muchos bancos mundiales nos entienden, nos prestan. Porque somos cumplidores. Si prestamos, lo volvemos, sin trámites”, constató el Jefe de Estado.

“Los trámites y la irresponsabilidad se hicieron una piedra angular de trabajo en el Gobierno. A cualquier propuesta referente a la vida de nuestra sociedad contestan “no podemos”, “es innecesario”, etc. Es inaceptable este rumbo de desarrollo”, destacó Aleksandr Lukashenko.

Asimismo señaló que hasta algún tiempo lo era soportable. “Pero cuando cesaron de cumplir encargos del Presidente hechos en público, eso fue la gota que calmó el vaso”, concretizó.

“Con todo eso yo era honesto con esos funcionarios. Hace dos años planteé la tarea, relaté que se necesita hacer. Resulta que el Presidente plantea la tarea, relata cómo cumplirla y luego la cumple al ver que nadie la cumple. Entonces, ¿para qué necesita tal Gobierno?”, resumió el líder belaruso.-0-

Noticias de la rúbrica Presidente
Últimas noticias
Todas las noticias
Tiempo
Minsk
Baránovichi
Bobruisk
Borísov
Brest
Varsovia
Vilna
Vitebsk
Gómel
Grodno
Zhlobin
Kiev
Lida
Minsk
Moguiliov
Mózyr
Moscú
Orsha
Pólotsk
Riga
San Petersburgo
Soligorsk
Día +-3..+-5°C Nubosidad total
Noche +-6..+-8°C Nubosidad total
Tiempo detallado para 6 días