Versión móvil
Proyectos
Servicios
Órganos estatales

Lukashenko: En Belarús formado un órgano legislativo trabajador

Presidente 05.12.2019 | 13:44

MINSK, 5 dic (BelTA). - En Belarús está formado un órgano legislativo y representativo capaz para el trabajo, destacó el Presidente de Belarús, Aleksandr Lukashenko, dirigiéndose a los diputados de la Cámara de Representantes y los miembros del Consejo de la República de la Asamblea Nacional de la sexta y séptima convocatorias, anuncia BelTA.

“Hoy es un día importante y al mismo tiempo festivo en la vida política de nuestro Estado. Saludamos en el Palacio de la Independencia a los diputados de la Asamblea Nacional de la República de Belarús de la séptima convocatoria. Es nuestro Palacio de la Independencia, y solo luego la residencia de trabajo del Presidente. Hoy resumimos y agradecemos el trabajo del cuerpo anterior de diputados”, acentuó el Jefe de Estado.

El estadista comentó que basándose en algunas publicaciones en los medios de comunicación y las opiniones de algunos diputados, algunos esperan de Aleksandr Lukashenko ciertas declaraciones. A este respecto dijo: “No es una forma para declaraciones globales. Saben que existe tal forma de trabajo como el Mensaje del Presidente al Pueblo y al Parlamento donde se hacen declaraciones importantes”.

Como explicó el Jefe de Estado belaruso, la tradición de entrevistas similares con los diputados todavía no se enraizó, solo se está estableciendo. Durante la entrevista se tratará de algunas valoraciones y asuntos importantes. “Hablaremos sobre las cuestiones corrientes de nuestro Estado. Aquí está la élite de nuestra sociedad. Les eligió la población, les siguen los electores. Que muestren con sus hechos que son dignos de tal título”, señaló el Presidente.

El estadista considera simbólico que las parlamentarias celebradas habían coincidido con el año muy importante para el país. “En 2019 festejamos el 25º aniversario de la Constitución, el documento que juega el papel relevante en la consolidación de la estatalidad belarusa”, relató Aleksandr Lukashenko.

“Con la aprobación de la ley básica fijamos jurídicamente las tradiciones de muchos siglos de los belarusos que siempre aspiraban a la justicia, independencia y creación pacífica en su tierra, participaban casi en todas las formas de la representación popular”, continuó el Presidente.

La formación del Parlamento moderno se desarrollaba en un período complicado. “Eran primeros años de la reestructuración, la descomposición de la Unión Soviética influyó en todas las esferas de la vida del país. La prueba más difícil era la injusticia con la cual había chocado el pueblo en la época de cambios. La gente que trabajaba honradamente toda su vida no tenía con qué vivir y qué dejar a sus hijos. De hecho el país estaba al borde de un abismo”, agregó.

Aleksandr Lukashenko acentuó que en tales condiciones sobre las espaldas del pueblo belaruso se cargó la responsabilidad por la resolución de tareas más complicadas: al quedarse sin la reserva de oro, petróleo y gas, se necesitaba crear un nuevo modelo económico. “El petróleo y el gas eran recursos de todo el país grande. Belarús durante el período soviético invirtió mucho para hacer pozos en Siberia, extraer el petróleo, el gas”, comentó el Presidente. Asimismo recordó que en los tiempos soviéticos el petróleo que se producía en Belarús se exportaba. Actualmente la falta del petróleo es el problema más grande para el país.

El Presidente marcó que en aquel entonces se necesitaba conservar la propiedad nacional, consolidar la orientación social de la política interior del Estado, establecer un orden jurídico y acabar con el extremismo y banditismo. En tales condiciones se necesitaba desarrollar el país, poner el orden.

Aleksandr Lukashenko resaltó que también se necesitaba desarrollar nuevas relaciones diplomáticas, no teníamos con quién contar. Belarús la reconocieron los estados extranjeros. Se necesitaba también determinar los nuevos símbolos que unan la sociedad. “Se necesitaba para acabar con la instigación de la discordia nacional y resolver la cuestión sensible respecto a la lengua y muchos otros problemas. Con otras palabras, construir un Estado fuerte, viable”, resumió.

“Para crear un nuevo modelo político y democrático, las circunstancias exigían tomar decisiones rápidas, sin compromisos y fijar correspondientes poderes jurídicamente. Gracias a su sabiduría y disposición de asumir la responsabilidad por el futuro del país los belarusos tomaron las decisiones más importantes durante los referendos nacionales. Eligieron el poder fuerte, la estabilidad y la legitimidad. En el país se formó un órgano representativo y legislativo capaz para el trabajo”, enfatizó el estadista.

El Jefe de Estado comentó que la creación del Parlamento de dos cámaras – la Asamblea Nacional de la República de Belarús – garantizó la celebración consecutiva y eficaz de trazadas transformaciones económicas y sociales.

“Para concluir esta digresión histórica, diré lo esencial. Por supuesto, con los años lo negativo se olvida. Desde el punto de vista de los problemas a los que se enfrentaba el país en los años noventa, hoy en día muchos belarusos, sin duda, ni siquiera quieren volver a pensar sobre el regreso en aquel momento. Y esto es normal. Es mucho más correcto aferrarse a los mejores momentos y percibir la experiencia negativa con gratitud. Para mí, como Jefe de Estado, el recuerdo más brillante de aquellos años siempre será el apoyo de nuestro pueblo”, concluyó el máximo mandatario.-0-

Noticias de la rúbrica Presidente
Últimas noticias
Todas las noticias
Tiempo
Minsk
Baránovichi
Bobruisk
Borísov
Brest
Varsovia
Vilna
Vitebsk
Gómel
Grodno
Zhlobin
Kiev
Kiev
Lida
Minsk
Moguiliov
Moguiliov
Mózyr
Moscú
Orsha
Pólotsk
Riga
San Petersburgo
Soligorsk
Soligorsk