Proyectos
Servicios
Órganos estatales
Flag Martes, 18 Mayo 2021
Minsk Nubosidad variable +15°C
Todas las noticias
Todas las noticias
Política
03 Mayo 2021, 15:25

Opinión: El modelo democrático belaruso demostró su eficacia

MINSK, 3 may (BelTA). - El modelo democrático belaruso demostró su eficacia y se convirtió en un factor de consolidación para la construcción de una Belarús soberana e independiente, está seguro el jefe del departamento de sociología de la administración pública del Instituto de Sociología de la Academia Nacional de Ciencias de Belarús, Nikolái Schiokin, informa BelTA.

“Durante las recientes discusiones en el país sobre la sociedad civil, el desarrollo del sistema de partidos, la redistribución de poderes entre las ramas del poder, hay que recordar la tarea principal: mantener la soberanía y la independencia de Belarús. Todas las transformaciones deben realizarse con un único objetivo: mejorar la vida de las personas y esforzarse por crear las relaciones justas. La Asamblea Nacional desempeña un papel especial en el proceso de construcción del Estado. Creo que mucha gente se ha dado cuenta de que el Parlamento ha conseguido desarrollar un mecanismo universal de interacción con los ciudadanos y las organizaciones públicas, que es lo que demanda la sociedad. El Consejo de la República y la Cámara de Representantes se han convertido no sólo en una plataforma de diálogo, sino también en un centro intelectual y de iniciativas para debatir diversas cuestiones y tomar decisiones al respecto, lo que ya da resultados impresionantes”, comentó.

Nikolái Schiokin subrayó que gracias a los presidentes de las cámaras alta y baja se había empezado a formar una nueva cultura parlamentaria de senador y diputado - “legislador e iniciador”. “En segundo lugar, la actualización de los temas modernos sobre el fortalecimiento de los fundamentos del Estado y el desarrollo de las iniciativas cívicas permitió generar inmediatamente nuevos proyectos de ley que reflejan la situación real. En tercer lugar, ha aumentado la confianza de los ciudadanos al cuerpo de diputados. La explicación es sencilla: los senadores y diputados viven por las preocupaciones de la gente. Sin embargo, también deberíamos hablar de la responsabilidad mutua de los ciudadanos y los diputados. El trabajo aparentemente invisible (sin revoluciones ni populismo) del Parlamento ha cambiado todo el panorama político del país”, dijo el experto.

Según sus palabras, se observa energía, dinamismo, eficacia, implicación en todas las esferas de la vida por parte del Consejo de la República y de la Cámara de Representantes. “Trabajar adelantando, para el pueblo y el Estado, se ha convertido en una marca reconocible de la Asamblea Nacional. En la comunicación con muchos senadores y diputados se percibe su interés por los procesos en curso, así como una visión especial del papel histórico del modelo de desarrollo belaruso, el papel del primer Presidente en la construcción de la nación y el deseo de construir una sociedad de justicia. Así, los encuentros de Natalia Kochánova y Vladímir Andréichenko con organizaciones juveniles, colectivos laborales, asociaciones públicas, mesas redondas y seminarios de alto nivel inspiran respeto y orgullo. Al fin y al cabo, los temas tratados no son fáciles, pero al mismo tiempo son fundamentales para la sociedad belarusa: tradiciones históricas y memoria, política de la juventud, formación y desarrollo de la estatalidad belarusa, estrategias y escenarios de formación del modelo belaruso”, resaltó.

Nikolái Schiokin está impresionado por la posición y la voluntad de los miembros del Consejo de la República y de la Cámara de Representantes de escuchar y oír a la gente. “Confío en que los ciudadanos vean en el poder legislativo profesionalidad, sinceridad, espíritu de Estado en la fijación de objetivos, interés por resolver los problemas ordinarios. La Asamblea Nacional ha escogido la estrategia correcta: el seguimiento de la opinión pública, una especie de maniobra social y estructural de la sociedad belarusa mediante el trabajo local y la modelización de escenarios de sus perspectivas históricas. Yo lo llamaría sociología parlamentaria. Creo que todavía tenemos que valorar el papel histórico de la Asamblea Nacional y de los presidentes de sus Cámaras en la defensa del país ante la amenaza real de un golpe de Estado. El Parlamento ha superado un examen histórico y se ha convertido realmente en el Parlamento del pueblo. Por un lado, nadie discute que hay mucho trabajo por hacer para mejorar el parlamentarismo como institución de poder (y aún quedan muchas tareas por hacer en este ámbito), pero por otro lado, el trabajo realizado demuestra su madurez y funcionalidad. El Parlamento de Belarús refleja los intereses nacionales y no debe ajustarse a los modelos del Occidente colectivo. El modelo democrático belaruso demostró su eficacia y se convirtió en un factor de consolidación del desarrollo de una Belarús soberana e independiente. Los que no pueden entenderlo o no quieren hacerlo, debido a sus complejos o a sus beneficios privados, deberían apartarse y no desorientar en la historia”, concluyó.-0-

Síguenos en
Twitter
Últimas Noticias de Belarús