Proyectos
Servicios
Órganos estatales
Flag Sábado, 16 Octubre 2021
Minsk Despejado +6°C
Todas las noticias
Todas las noticias
Política
08 Julio 2021, 12:34

Dzérmant: La salida de Belarús de la Asociación Oriental es un duro golpe para la imagen de la Unión Europea

MINSK, 8 jul (BelTA). - La salida de Belarús de la Asociación Oriental es un duro golpe para la imagen de la Unión Europea. Esta opinión fue expresada por el analista político Alekséi Dzérmant al periódico “SB. Belarus segodnya”, informa BelTA.

“Belarús ha suspendido su participación en la iniciativa de la UE, la Asociación Oriental. Es un paso bastante lógico y apropiado después de haber recibido varios paquetes de sanciones económicas de la UE. La participación en este tipo de iniciativas no tiene sentido para nuestro país. Belarús ha visto en la Asociación Oriental una oportunidad para abordar conjuntamente unos problemas comunes: Europa está sacudida por los flujos de migración ilegal que, entre otras cosas, pasan por nuestro país. Pero el peso de la protección de las fronteras de la UE no debe recaer sólo en nosotros, porque no somos el destino final de estos flujos. Y los programas de la iniciativa permitieron crear la infraestructura necesaria para una protección fronteriza y un control aduanero fiables. En cualquier caso, Belarús ha tratado de aportar beneficios prácticos concretos a través de su participación y visión”, dijo el analista.

Según sus palabras, los diplomáticos belarusos declaraban en repetidas ocasiones que lo más importante en este proyecto es la cooperación económica, las inversiones, pero no las proyecciones geopolíticas ni la promoción de los “valores europeos” y que una excesiva politización arruinará el proyecto y lo hará odioso. Que es lo que acabó ocurriendo.

“Los políticos europeos (especialmente los de la parte oriental de la UE, donde todavía hay muchos complejos intactos) vieron en la AO algo muy diferente: un mecanismo para influir en la situación política interna de los países que participan en esta iniciativa, una oportunidad para promover los intereses geopolíticos del Occidente contra los intereses de Rusia o de los propios estados que participan en este proyecto. Obviamente, no podía seguir así por mucho tiempo. Belarús no es un estado que permite jugar hipócritamente consigo mismo. Ha quedado claro que, por ejemplo, el apoyo de la llamada sociedad civil en el marco de la iniciativa se convierte en actividades subversivas destinadas a derrocar al gobierno, patrocinando a las fuerzas destructivas, que a la hora equis comienzan a agitar la situación en la sociedad”, comentó.

El experto considera que la salida de Belarús de la iniciativa es un duro golpe para la imagen de la UE. “Al menos para los países que la apoyaron activamente y vieron en ella la perspectiva de promover los intereses europeos en el Oriente. Y la responsabilidad del fracaso real del proyecto recae en los políticos europeos que, debido a sus ambiciones y falsas ideas sobre la realidad, no lograron convertirlo en una verdadera herramienta de buena vecindad y cooperación mutuamente beneficiosa. Belarús, mostrando buena voluntad y un sincero deseo de establecer relaciones normales con los vecinos occidentales, lleva mucho tiempo observando de cerca qué y cómo ofrece Europa. Se esforzaba por orientar sus iniciativas en una dirección constructiva y útil. Se comportaba con respeto y diplomacia, pero la Unión Europea no lo apreció. En cuanto se presentó la ocasión, recordaron todos sus salvajes prejuicios y sus irracionales pretensiones sobre nuestro país. Belarús responderá de la misma manera: no nos interesan los proyectos en los que se descuidan nuestros intereses. Dejamos la Asociación Oriental, que es un fracaso y una inutilidad sin nosotros. Europa ha hecho todo lo posible por ello”, concluyó.-0-

Síguenos en
Twitter
Últimas Noticias de Belarús