Proyectos
Servicios
Órganos estatales
Flag Martes, 19 Octubre 2021
Minsk Despejado +1°C
Todas las noticias
Todas las noticias
Política
01 Julio 2021, 16:21

Andréichenko: La política del Occidente respecto a procesos de integración en la CEI es cada vez más agresiva

MINSK, 1 jul (BelTA). – La política de los países occidentales con respecto a los procesos de integración en la CEI es cada vez más agresiva, lo afirmó el presidente de la Cámara de Representantes de la Asamblea Nacional de Belarús, Vladímir Andréichenko, en una sesión del Consejo de la Asamblea Parlamentaria de la OTSC en Dusambé (República de Tayikistán), anuncia BelTA.

“En primer lugar, me gustaría agradecer a Tayikistán su hospitalidad y el trabajo constante realizado en el marco de la presidencia en la OTSC para fortalecer la organización frente a las nuevas amenazas y desafíos. Por desgracia, cada vez hay más. La constante escalada de la tensión a lo largo de la línea Oriente-Occidente, el rechazo del multilateralismo y la destrucción de los mecanismos internacionales de control de armas es la dura realidad a la que nos enfrentamos hoy. La OTAN está “mostrando sus músculos” en los campos de entrenamiento de Polonia y los países bálticos, en las inmediaciones de las fronteras occidentales de la OTSC. El sistema de defensa antimisiles de Estados Unidos en Europa se está ampliando sistemáticamente. Se habla mucho de la adhesión de Georgia y Ucrania a la OTAN. Entendemos perfectamente lo que esto significa para la seguridad de nuestros países”, resaltó Vladímir Andréichenko.

Según sus palabras, la política de los países occidentales con respecto a los procesos de integración en la CEI es cada vez más agresiva. “Nuestros adversarios han olvidado por completo los principios fundamentales del derecho internacional. En cambio, utilizan los métodos de presión abierta, sanciones e injerencia en los asuntos internos. Los acontecimientos en torno a Belarús son una confirmación directa de este hecho. A lo largo del año pasado hemos experimentado de primera mano las técnicas más novedosas de la guerra híbrida, desde el balanceo de la sociedad desde dentro hasta los intentos de eliminar físicamente al Jefe de Estado. Fue difícil, pero hemos sobrevivido. Como vemos, los intentos de presión sobre Belarús no cesan. Amparándose con los intereses imaginarios de nuestro pueblo, el Occidente colectivo ha iniciado el proceso de estrangulamiento económico del país. El régimen de sanciones se introduce contra las mayores empresas de Belarús, nuestras marcas mundialmente conocidas - MAZ y BelAZ. Hay planes para aplicar las llamadas sanciones sectoriales adicionales, diseñadas para sembrar el caos y la confusión, para socavar la soberanía y la independencia del país. ¿Y cuál es el interés del pueblo belaruso en esto? La pregunta es retórica”, comentó.

Vladímir Andréichenko subrayó que el verdadero objetivo del juego del Occidente es evidente para todos: eliminar a Belarús como competidor de los mercados mundiales, asestar un golpe a los proyectos de integración del Estado de la Unión, la UEE y la OTSC, así como convertir a nuestro país en un trampolín para la posterior lucha por los recursos y los mercados de Rusia. “Estoy seguro de que no permitiremos que se produzca un escenario así. En primer lugar, Belarús asegura su soberanía e independencia reforzando la capacidad de defensa de sus Fuerzas Armadas. En segundo lugar, estoy absolutamente convencido de que, como ha sucedido más de una vez en nuestra historia, mediante los esfuerzos colectivos siempre seremos capaces de encontrar una respuesta adecuada a cualquier acción y aspiración agresiva, venga de donde venga”, dijo.

Todo ello refuerza sin duda la importancia de la OTSC, incluida su dimensión parlamentaria. “A la luz de la actual situación militar y política en el mundo, nuestro objetivo clave es trabajar sistemáticamente para mejorar el componente militar de la OTSC, para aumentar la eficiencia y la eficacia de la toma de decisiones dentro de la OTSC. La experiencia ha demostrado que la paz y la seguridad en la región, así como la vida y el bienestar de nuestros ciudadanos, dependen de ello. No estamos amenazando a nadie. Hoy, más que nunca, también es importante consolidar los esfuerzos para reforzar el papel central de las Naciones Unidas en las relaciones internacionales. A pesar de todas las dificultades, debemos seguir emprendiendo iniciativas constructivas y unificadoras destinadas a mantener la paz y la seguridad. Es necesario defender sistemáticamente la tesis de que el orden mundial debe basarse en tratados internacionales apoyados por todos los países del mundo, y no en normas y valores desarrollados por un grupo de estados. El mundo moderno es diverso, y todos los estados, independientemente de su tamaño y poder, deben respetar el derecho de las naciones a elegir su propio camino de desarrollo”, señaló el presidente de la Cámara de Representantes.

“Hemos adoptado las recomendaciones sobre la coordinación de las acciones de las delegaciones parlamentarias de los estados miembros de la OTSC en las organizaciones parlamentarias internacionales. Creo que para desarrollar ese documento deberíamos elaborar unos mecanismos de toma de decisiones operativas por parte de las delegaciones parlamentarias para responder a cuestiones urgentes que afectan a los intereses de nuestros países y contrarrestar la presión de las sanciones. No menos importante es promover a los representantes de las delegaciones parlamentarias de los países miembros de la OTSC a los puestos directivos vacantes en las organizaciones interparlamentarias”, agregó.

Vladímir Andréichenko subrayó la importancia del trabajo para preservar la memoria de la Gran Guerra Patria, para contrarrestar los intentos de revisar sus resultados. “La historia no perdona cuando es olvidada y traicionada. Para Belarús, donde uno de cada tres ciudadanos sacrificó su vida en el altar de la Gran Victoria, este tema es de suma importancia. El recuerdo de la guerra y de las hazañas de nuestros padres y abuelos que se abrieron camino hacia la inmortalidad, que resistieron y rompieron la espalda del fascismo, es la base de la educación patriótica de los jóvenes. Sin embargo, no debemos olvidar que la revisión de los resultados de la última guerra es sólo una parte de una guerra de información más amplia y profundamente pensada que se ha desatado hoy contra nuestros países. Subestimar su carácter destructivo es fatalmente peligroso tanto para la integridad territorial del estado como para los ciudadanos implicados en conflictos por motivos étnicos, religiosos o sociales. Es especialmente preocupante el hecho de que esta guerra se libra de forma agresiva, utilizando la moderna tecnología digital, los últimos avances en el campo del impacto psicológico. Y según me parece, a menudo en esta confrontación nos quedamos atrás con una respuesta decente y adecuada. En este sentido, es urgente una política de información dirigida a todos los segmentos de la población, especialmente a los jóvenes. Los valores como el patriotismo y el amor a la Patria, la comunidad histórica, el internacionalismo entendido como la disposición a ofrecerse apoyo mutuo en un momento difícil y la lucha contra cualquier manifestación de xenofobia deben convertirse en la base de la política de información de los estados miembros de la OTSC”, señaló Vladímir Andréichenko.

También es necesario proporcionar a los estados miembros de la OTSC la capacidad de controlar el campo de la información, prevenir y bloquear los ciberataques y proteger las infraestructuras críticas pertinentes. Cree que el concepto de plan de acción y herramientas en las cuestiones de contrarrestar los desafíos y las amenazas cibernéticas adoptado será una buena guía y apoyo para nosotros en esta cuestión.

“Las iniciativas de creación de un cinturón de vecindad digital, de soberanía informativa y de neutralidad presentadas por el Presidente de Belarús son especialmente relevantes en las condiciones actuales. Creo que nuestras comisiones y delegaciones pertinentes en las organizaciones internacionales deberían examinar más detenidamente las posibles oportunidades de debate y aplicación de estas iniciativas a nivel internacional. El acuerdo de cooperación de los estados miembros de la OTSC en el ámbito de la seguridad de la información internacional, que entró en vigor en 2019, puede convertirse en una ilustración de la cooperación internacional efectiva en este ámbito”, concluyó Vladímir Andréichenko.-0-

Síguenos en
Twitter
Últimas Noticias de Belarús