Proyectos
Servicios
Órganos estatales
Flag Miércoles, 16 Junio 2021
Minsk Despejado +17°C
Todas las noticias
Todas las noticias
Política
25 Marzo 2021, 19:49

Ambrazévich: La iniciativa antibelarusa de la UE no recibió un amplio apoyo en la ONU

MINSK, 25 mar (BelTA). – La votación sobre la resolución sobre Belarús del Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobada el 24 de marzo en Ginebra concluyó con un resultado esperado – la mayoría de los miembros el Consejo no apoyó el documento. En pro votaron sólo 20 de los 47 estados, es decir, menos de la mitad. Sobre el resultado, las posibles consecuencias y por qué la minoría aritmética en el Consejo permite tomar decisiones infundadas cuenta el representante permanente de Belarús en la Oficina de las Naciones Unidas y otras organizaciones en Ginebra, Yuri Ambrazévich, anuncia BelTA.

- El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó otra resolución sobre Belarús vinculada por sus autores a los acontecimientos después de las elecciones presidenciales de 2020. ¿Qué piensan de eso en el mundo?

- Los acontecimientos en Belarús después de las elecciones presidenciales se presentaron por un grupo de países del Occidente como la violación de los derechos humanos. El Consejo de la ONU es una herramienta de promoción de esta posición. La correlación de votos en el Consejo y su reglamento prevén que la minoría aritmética permite tomar decisiones infundadas. En la ONU la ausencia del voto en pro significa el contra, incluso si alguien realmente se abstiene. Lo saben perfectamente nuestros críticos. Precisamente por eso, para convencer a la mayoría de los socios para que voten en pro, la UE celebró cuatro rondas de negociaciones sobre el texto, cambiaba las cosas de principio.

Belarús agradece a los países que no apoyaron la iniciativa antibelarusa de la UE y votaron en contra en el Consejo.

Muchos países que se abstienen no quieren elegir entre las partes de la oposición porque con cada una de ellas tienen buenas relaciones. Por desgracia, no todos los estados están dispuestos para votar según enfoques fundamentales. Los embajadores de algunos países confiesan sinceramente en las conversaciones cara a cara que la UE en vísperas de cada votación importante les amenaza con privar de la ayuda financiera.

Estamos especialmente agradecidos por la intransigencia y honradez de los países que votaron en contra de la resolución: Rusia, China, Venezuela, Cuba, Filipinas, Bolivia y Eritrea. En este contexto parece ridícula la tesis de que nadie en el mundo apoya a Belarús. Simplemente sumen la población de los países del Consejo de Derechos Humanos que se opusieron a la iniciativa de la Unión Europea y verán que nos apoyó la mayoría absoluta.

- ¿Considera justa la posición final del Consejo de Derechos Humanos?

- Belarús considera la aprobación de otra resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU como la atención infundada hacia nuestro país impuesta artificialmente al Consejo por un grupo de países occidentales. El Gobierno no tiene ningunos compromisos con respecto a esta resolución.

Asimismo, la resolución sobre Belarús fue aprobada en transgresión de los poderes del Consejo determinados por la resolución correspondiente del órgano superior – la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Hablar de la posición del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, igual que de su papel independiente, no tiene sentido, porque en la vida real las decisiones de la ONU es un reflejo de la correlación de las fuerzas entre las potencias dominantes y los estados medios y pequeños que las apoyan. Para los interesados diré que el análisis de esta tesis está bien expuesto en el artículo del ministro de Asuntos Exteriores de Belarús, Vladímir Makéi, dedicado al 75º aniversario de las Naciones Unidas.

Además, no paramos de hablar de que los países occidentales no tienen derecho a la verdad absoluta con respecto a la evaluación de las situaciones de política interior, incluida la situación con los derechos humanos, en otros países. Antes de juzgar y enseñar a los demás, tienen que limpiar sus establos de Augías en la esfera de los derechos humanos. Para ilustrar mencionaré los estudios sobre la situación con los derechos humanos en 20 países de la UE realizados en 2020 por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. En total, estos países recibieron casi 4500 recomendaciones.

- ¿Qué consecuencias tendrá la resolución para nuestro país? ¿Si se reflejará la nueva decisión del Consejo de Derechos Humanos sobre Belarús en la posible materialización por nuestro país de sus intereses de política exterior y económicos externos?

- Desde el punto de vista de la influencia en los intereses de Belarús, por ejemplo, en las relaciones con las instituciones financieras internacionales, la resolución actual del Consejo de Derechos Humanos no añadirá nada nuevo al conjunto de las decisiones ya cabildeadas en las Naciones Unidas por el Occidente.

Para los que quieran llegar a comprender mejor este asunto diré que la resolución actual del Consejo de Derechos Humanos de la ONU es un documento político más que no es jurídicamente obligatorio para los miembros de la ONU. Independientemente de los comentarios de los activistas de la oposición belarusa, de hecho, la resolución actual es un encargo más detallado que los anteriores a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de satisfacer por el dinero del Occidente la voluntad de los gobiernos occidentales con respecto al monitoreo de la situación en Belarús y el mantenimiento de la cuestión belarusa a la vista de las Naciones Unidas.

Por desgracia, el hecho de aprobación de la resolución es una incitación directa por parte de la Unión Europea a los manifestantes más radicales. De ese modo, la UE continúa siendo responsable no sólo del apoyo de los alborotos en 2020, sino también de la aportación a la desestabilización de los procesos de política interior en Belarús hoy, lo que empeorará aún más la imagen de la Unión Europea en los ojos de la mayoría de los miembros de la sociedad belarusa.

- ¿Cómo sustenta usted la posición de Belarús en su trabajo con los diplomáticos en Ginebra llamándoles a no apoyar las iniciativas políticamente motivadas de la Unión Europea?

- Primero, demostramos que el número de los descontentos de las autoridades belarusas tanto para votar en contra del Presidente Aleksandr Lukashenko o salir a las calles y protestar es insignificante. Es la minoría en el contexto del número total de electores. Lo confirman bien claro los mismos oposicionistas. Tomen las cifras de la encuesta en línea corriente en el sitio Golos. ¿Dónde está el 97 % declarado? ¿Dónde está por lo menos el 19,9 % oficial que no votó por el Jefe de Estado actual? En muchos países la victoria de una u otra fuerza política se alcanza con una mayoría del 1-2 % de votos, pero esto no significa que los perdedores tienen derecho a trastornar.

Segundo, mostramos que en Belarús no hay una situación revolucionaria en su sentido clásico, que los manifestantes no tenían argumentos para requisitos socioeconómicos. A esto se debe el fracaso con las llamadas al paro. Para esto se utiliza un amplio número de rankings internacionales prestigiosos e independientes en la esfera del desarrollo en varias áreas. En la mayoría de ellos Belarús tiene posiciones bastante altas, como regla, en el grupo de países altamente desarrollados.

Tercero, demostramos a todos los interesados las pruebas de video de que las protestas en las ciudades belarusas no siempre eran pacíficas a despecho de las declaraciones de sus participantes. La violencia y agresión amenazaban cada vez más al orden público, edificios administrativos.

Cuarto, explicamos que las medidas legales de la milicia, incluso la fuerza y detenciones, fueron provocadas por las conmociones de los manifestantes. Las acciones de los últimos amenazan al orden público. Fue necesario actuar rápido y decididamente para prevenir la escalada de violencia por parte de los manifestantes, y luego prevenir los nuevos alborotos. Los choques de los manifestantes agresivos con los cuerpos de seguridad siempre corren riesgo, por desgracia, a menudo llevan a las víctimas por ambas partes. Las protestas de chalecos amarillos en Francia en 2018-2019 dejaron 11 muertos. Los acontecimientos en EEUU relacionados con la campaña “Las vidas negras importan” en verano de 2020 dejaron 19 muertos, aunque algunas fuentes ofrecen la cifra que es dos veces superior. En el Reino Unido en 2019-2020 durante las detenciones de la policía fallecieron por lo menos 18 personas. En Chile a raíz de las protestas y alborotos en 2019, según los medios mediáticos, murieron al menos 29 personas.

Quinto, aclaramos el sistema jurídico vigente en el país, mecanismos de control del trabajo de los cuerpos de seguridad, ilustramos la legislación sobre la organización de las actividades de masas. Usando la información del Comité de Instrucción y otras autoridades competentes, proporcionamos la información sobre las inspecciones e investigaciones respecto a los geos y los manifestantes.

Sexto, obligatoriamente examinamos los casos de apoyo extranjero a los manifestantes y participantes de los alborotos, argumentamos el carácter anticonstitucional de la creación de diferentes estructuras para el traspaso del poder. Explicamos que el conjunto de estos factores nos permite considerar una parte de acontecimientos en Minsk como un intento fracasado del golpe de Estado.

Si sumar todo, entonces informamos a todos los interesados y les hacemos comprender que las protestas contra los resultados de las elecciones no tenían fundamentos, porque los resultados oficiales de la votación reflejan objetivamente la correlación de humores políticos en la sociedad belarusa. Los alborotos y violencia por parte de los manifestantes más radicales provocaron las acciones primero de respuesta y luego preventivas de los cuerpos de seguridad. Tales acciones del Gobierno representado por el Ministerio del Interior, aunque estaban relacionadas con el uso de la fuerza, tenían como objetivo defender los verdaderos intereses del pueblo belaruso, que votó en pro del Jefe de Estado vigente, y prevenir el derrocamiento del poder legítimo por la minoría activa según el escenario ucraniano que actuaba incluso con el apoyo extranjero.

- ¿Qué responde a los socios internacionales que repiten las afirmaciones de la oposición sobre la reacción inadecuada de las autoridades a las protestas poco numerosas?

- La debilidad de las autoridades ucranianas en el período del euromaidán llevó a que un grupo de unas decenas de miles de personas activas se impuso al resto de la población de más de 40 millones de personas a causa de su quietud silenciosa. El resultado del golpe de Estado en Ucrania en forma de la vuelta geopolítica total al Occidente es la pérdida de las relaciones normales con Rusia prácticamente en todas las áreas de la colaboración interestatal, el descenso estable y profundo del nivel de vida de la población, la crisis económica sistémica y continua, el conflicto armado en el territorio de Ucrania y los enormes gastos militares, la pérdida de una parte del territorio y prácticamente un quinto de la exportación.

La mayoría de revoluciones y golpes de Estado, como se sabe, se realizaba por la minoría hábil y motivada. En Belarús hicieron todo para defender la posición de la mayoría, para prevenir las formas incontroladas de la violencia de los manifestantes, la aparición de focos armados y fortificados de resistencia, lo que fue muy probable.

Luego se puso a trabajar el sistema judicial. Habitualmente, los colegas extranjeros dejan de hacer preguntas cuando explicas por qué juzgan. A nadie le enjuician por salir a comprar kéfir. Propongo a los diplomáticos algunos elementos de delitos en forma de quisicosas del vocabulario de algunas páginas web. Al descifrarlos, los funcionarios públicos de cualquier país llegan a entender todo.-0-

Síguenos en
Twitter
Últimas Noticias de Belarús