Proyectos
Servicios
Órganos estatales
Flag Viernes, 7 Octubre 2022
Minsk Despejado +7°C
Todas las noticias
Todas las noticias
Socios
04 Abril 2022, 09:30

Cuba: La juventud, ahora como antes

Foto: prensa-latina.cu
Foto: prensa-latina.cu

LA HABANA, 4 abr (BelTA - Prensa Latina). - La Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) de Cuba cumple hoy 60 años que resumen una larga relación de victorias pero también incontables retos, en los cuales, antes como ahora, el protagonismo de la juventud resulta imprescindible.

Muchos jóvenes, incluidos los principales dirigentes de la Revolución encabezada por Fidel Castro, fueron quienes dieron al traste con la tiranía de Fulgencio Batista (1952-1958).

Aun más jóvenes eran la mayoría de los que intervinieron en la gigantesca campaña de alfabetización lanzada en 1960, o quienes –defendiendo ya el socialismo- derrotaron en Playa Girón (Bahía de Cochinos) en abril de 1961 la invasión mercenaria que con el apoyo directo de Estados Unidos intentó liquidar a la triunfante Revolución.

También, los que enfrentaron la subversión en la larga y menos conocida campaña contra las bandas contrarrevolucionarias que aterrorizaron durante varios años a los pobladores de las montañas de la Sierra del Escambray, en la zona central del país.

Esa generación fue la fundadora de la UJC el 4 de abril de 1962 –un año antes en la misma fecha había sido creada la Organización de Pioneros José Martí-, con el antecedente de la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR) nacida en enero de 1960 y que en su breve existencia contribuyó a aglutinar al movimiento juvenil de la isla.

Luego vendrían otros empeños con las nuevas generaciones como fuerza fundamental, algunas de connotación mundial como al apoyo a la lucha armada contra el colonialismo y al Apartheid en naciones de África, y otras menos épicas como la brega por sacar adelante la economía del país, que requirió una gran dosis de lo que muchos dieron en llamar “heroísmo cotidiano”.

Un heroísmo que se puso a prueba en la durísima década de 1990, cuando el naufragio del socialismo en Europa sumió a la isla en una calamitosa crisis económica y remeció las convicciones políticas de muchos, y de la cual, contra todo pronóstico, Cuba salió adelante no sin cicatrices.

Con todas esas experiencias como aval, la UJC cumple hoy 60 años, con el empeño de continuar siendo referente para una gran parte de la juventud de la isla aun cuando en muchos aspectos el país y el mundo son otros, y los jóvenes también.

Porque si la educación y salud gratuitas, el empleo seguro o la igualdad de derechos fueron conquistas de sus abuelos, los jóvenes de hoy los valoran como parte de su ADN, y lógicamente sus aspiraciones son otras, enfocadas en una realización personal basada en mayor medida en el bienestar material.

Y precisamente, hacer de Cuba un país próspero y sostenible sigue siendo la gran asignatura pendiente.

Pero otros temas van ocupando y preocupando cada vez más a la juventud, tales como el cambio climático y el agotamiento de recursos en el planeta que hacen impredecible el futuro, o los avances tecnológicos de todo tipo, que han transformado hábitos y prácticas, sobre todo en el campo de las comunicaciones, por citar solo dos ejemplos.

Al respecto, en un congreso internacional de corte académico sobre infancia y juventud celebrado la pasada semana en La Habana, la primera secretaria de la UJC, Aylín Álvarez, fue enfática.

Ella afirmó que a la organización le resulta “vital tomar el pulso de la época y atemperarse a sus dinámicas como forma de sostener el poder de convocatoria y la efectividad movilizadora y evitar quedarnos rezagados en el tiempo y desconectados de las nuevas generaciones”.

Eso parece resultar decisivo para reforzar su influencia dentro de un sector de la población que, por encarnar el futuro del país, incluido el liderazgo político, está en el centro de atención de los enemigos del modelo social cubano.

No es ocioso recordar que un factor externo que marca la vida de generaciones de cubanos, el bloqueo de Estados Unidos, que no desaparecerá sino se refuerza cada vez más, persigue mediante la desesperación provocada por las carencias materiales, compulsar a la población a derrocar al gobierno.

Y sin dudas, generar una especie de antídoto ideológico a esa política, junto con desarrollar al país aun en medio del bloqueo, son los grandes retos que hoy enfrenta Cuba, y donde resulta crucial el protagonismo de la juventud, como participante y portadora de ideas novedosas y liderazgo.

Síguenos en
Twitter
Últimas Noticias de Belarús