Proyectos
Servicios
Órganos estatales
Sábado, 6 Marzo 2021
Minsk 0°C
Todas las noticias
Todas las noticias
Opinión
16 Febrero 2021, 16:17
Nikolái Schiokin

La APTB puso torniquete a la “democracia importada” y defendió la soberanía de Belarús

Nikolái Schiokin
Nikolái Schiokin
Jefe del Centro de Sociología Política y Económica del Instituto de Sociología adjunto a la Academia Nacional de Ciencias de Belarús

La VI Asamblea Popular de toda Belarús (APTB) puso torniquete a la “democracia importada” y defendió la soberanía de Belarús. Tal opinión la compartió con BelTA el candidato a doctor en ciencias filosóficas, jefe del departamento de sociología de la dirección estatal del Instituto de Sociología adjunto a la Academia Nacional de Ciencias de Belarús, Nikolái Schiokin.

“En la VI Asamblea Popular de toda Belarús nos convencimos de que el Presidente había tenido razón, cuando en los años 90 se dedicaba minuciosamente primero al restablecimiento y luego al fortalecimiento de los institutos públicos. Con su informe el Presidente pudo satisfacer la demanda social de los cambios. Incluso los políticos experimentados fueron sobrecogidos con las propuestas sobre el desarrollo innovador (científico-intelectual) del país y los cambios político-constitucionales. Las transformaciones anunciadas por el líder belaruso y los posibles problemas a este respecto tendrán que convertirse en una reorganización prometedora y ponderada del sistema político de la Belarús soberana e independiente”, está seguro el analista.

Según su opinión, la celebración de la VI Asamblea Popular de toda Belarús demostró que la fuerza del Estado está en la confianza en él por parte de los ciudadanos y que la “democracia importada” contradice los fundamentos tradicionales de la mentalidad belarusa. “La sociedad civil libre e independiente, cuyo nacimiento estamos observando en la actualidad, está obligada a ser soberana. Considero que sólo el fuerte estado con un buen sistema de administración pública y una arreglada política profesional e ideología es una condición base de desarrollo. Según los resultados de la comunicación con muchos delegados e invitados los presidentes de los partidos políticos en el Palacio de la República puedo subrayar que el elemento dominante en los discursos del Presidente en la asamblea eran la lógica, consistencia y razonabilidad. El informe estaba lleno del cuidado por la gente que está viviendo el tiempo difícil a causa de la injerencia extranjera. Hay que reconocer que el Presidente sigue siendo popular entre la mayoría de los belarusos que ven en él una fuente de estabilidad. El rechazo de la oposición a participar y, como resultado, su autodesenmascaramiento es una prueba de eso. Es remarcable que el Jefe de Estado en la APTB prestó poca atención a la política de sanciones por parte del Occidente y dedicó mucho tiempo a los problemas corrientes y mecanismos de su solución”.

Como participante de la Asamblea Popular de toda Belarús, Nikolái Schiokin compartió sus impresiones. “Han sido un bombazo los datos de las investigaciones sociales y el mensaje bien claro de Aleksandr Lukashenko al negocio belaruso, su responsabilidad social ante la sociedad en los tiempos duros de postpandemia para toda la nación belarusa. Quiero subrayar que la APTB tuvo el formato clásico y los problemas rozados corresponden a la lógica de desarrollo de la estatalidad belarusa. Los cambios y transformaciones en Belarús y en el mundo, así como el hecho que los entiende el líder, es un conocimiento importante que puede proporcionar la información valiosa de lo que nos espera en el futuro próximo. Pero hay que darse cuenta de que la VI Asamblea Popular de toda Belarús abrió un claro político-jurídico que el Estado y la sociedad tienen que aprovechar efectivamente para fortalecer la estatalidad belarusa. Por eso precisamente ahora los delegados tendrán que esforzarse al máximo para organizar la búsqueda conjunta de una fórmula de renovación de Belarús”.-0-

Últimas Noticias de Belarús