Versión móvil
Proyectos
Servicios
Órganos estatales
Pável Liogki

En el contexto de noticias falsas los medios mediáticos tradicionales pueden fortalecer su autoridad

Opinión 30.10.2019 | 14:43
Pável Liogki Pável Liogki Primer viceministro de Información de Belarús

En el contexto del aumento de noticias falsas los medios mediáticos tradicionales reciben una maravillosa oportunidad para confirmar y fortalecer su autoridad de proveedor confiable de la información verificada. Tal opinión la expresó a BelTA el primer viceministro de Información de Belarús, Pável Liogki.

El primer viceministro de Información señaló que hoy en día en todo el mundo se nota el creciente número de la información falsa en Internet. Esto atañe, en primer lugar, a los recursos de Internet, incluidas las redes sociales populares. “Pero, por otro lado, los medios impresos y electrónicos tradicionales tienen una maravillosa oportunidad para confirmar y fortalecer su autoridad de proveedor confiable de la información verificada, preparada profesionalmente. La demanda precisamente de ella en la sociedad está creciendo, y esta es una tendencia global. Según las últimas noticias mundiales de la esfera de los medios mediáticos, los recursos impresos y electrónicos intentan aprovechar esta oportunidad, convenciendo a sus lectores de que precisamente ellos son los proveedores del contenido de máxima calidad y auténtico a diferencia de los recursos que están prácticamente llenos de noticias falsas. No puede ser de otra manera – por ejemplo, el modelo de suscripción de distribución de un producto mediático en la red no aguanta el contenido soso, poco interesante o falso” prestó atención Pável Liogki.

El problema de noticias falsas preocupa a los países de casi todos los continentes. Hay muchos ejemplos escandalosos y tristes, cuando la información falsa llevaba a las consecuencias graves y tristes. Es un hecho bien conocido que más del 50 % de los usuarios de las redes sociales no puede distinguir una noticia falsa de la verdad. Y la velocidad de difusión de la información falsa supera varias veces la velocidad de difusión de los hechos reales. “Por lo tanto, intentan eliminar el peligro de noticias falsas para la sociedad al nivel de Estado. Incluso a través de los proyectos de ley especiales. Pero los instrumentos jurídicos no son suficientes. No darán efecto necesario. Al mismo tiempo, hace falta prestar la atención más seria al mejoramiento de la competencia mediática de la sociedad y el desarrollo de los medios de comunicación nacionales (impresos y electrónicos, incluidos los recursos de red). Es la tarea más importante de la cual depende la seguridad de la información del Estado”.

Pável Liogki llamó la equivocación perniciosa la opinión regularmente expresada de que el espacio de Internet no debe tener ninguna regulación, que allí se puede hacer cualquier cosa sin castigo. “Ya hace mucho Internet es una parte de nuestra vida cotidiana. También debe tener las leyes o al menos las reglas de decencia que funcionan en la sociedad, en la comunicación interpersonal”.

“No en vano hace dos años en Alemania fue aprobada la ley sobre la legalidad en la red. En otros países europeos también se está desarrollando el trabajo activo tanto sobre el perfeccionamiento del marco regulador, como el control de la actividad de las redes sociales. El Gobierno alemán multa a Facebook. Mark Zuckerberg responde durante muchas horas en el Congreso de EEUU. Y esto de ninguna manera debe considerarse una restricción a la libertad de expresión. Las mismas administraciones de las redes sociales perfeccionan sus ordenamientos jurídicos, que ya son bastante largos. Si es necesario, sin esperar las decisiones judiciales, intentan borrar el contenido peligroso para la sociedad. Además, están manteniendo un diálogo complicado con los Gobiernos – como en el caso de la adopción por Francia de las leyes sobre la lucha contra la manipulación de la información”.

En cuanto a Belarús, entonces, según la opinión del primer viceministro, el marco regulador que existe en los medios mediáticos es suficiente y no se requiere la adopción de ningunas leyes especiales sobre las noticias falsas. “Pero, por supuesto, estamos analizando atentamente la experiencia extranjera. Por ejemplo, es interesante cómo se implementarán las iniciativas legislativas austriacas sobre la identificación de los usuarios de la red – en cierto sentido, hemos pasado este camino (y evalúo la experiencia como positiva – los pronósticos pesimistas de los críticos no se han cumplido), y me parece que nuestros enfoques son más liberales”.

“Entendemos que la libertad de expresión de una persona termina allí donde comienza el atentado contra la libertad, el honor y la dignidad de otra persona. Estos son materias muy delicadas, por eso el problema se resuelve tan difícilmente, por eso los recursos de Internet y las redes sociales constantemente están equilibrando a este borde”.

Hoy los propietarios de los recursos de Internet (y no sólo los mediáticos) están muy preocupados por el creciente volumen de la información falsa en sus sitios. “Acogemos con entusiasmo el hecho que comienzan a luchar cada vez más activamente contra esto. Pero, desafortunadamente, personalmente yo no veo razones para el optimismo. Sin embargo, veo que los esfuerzos que se emprenden de momento no traen el resultado deseado”.

Especialmente esto atañe a los estados relativamente pequeños que no aportan grandes ganancias a los grandes magnates mediáticos. “Hay una impresión firme de que la administración, por ejemplo, de una gran red social desarrolla sus relaciones con las instituciones del poder en dependencia del nivel de monetización por habitante de uno u otro país. Posiblemente, me equivoco, pero esta es la impresión que tengo a base de la experiencia de trabajo del Ministerio de Información con algunos grandes jugadores en este mercado. Por desgracia, a veces ellos no oyen las peticiones argumentadas de eliminar la información relacionada, por ejemplo, con la propaganda y distribución de drogas o la publicidad injusta”.

“Regularmente notamos la negligencia de varios sitios de Internet extranjeros con respecto al temario belaruso en forma de las noticias falsas. Y a menudo, es un pedido evidente de tal producto mediático. Pero este problema no atañe sólo a nuestro país, es global”.

Y Belarús, luchando con las noticias falsas, se une al proceso global. “Apoyamos la verificación de hechos, la construcción de relaciones justas entre los países y los grandes recursos mediáticos internacionales. Y, por nuestra parte, siempre en caso de oportunidad recurrimos a las organizaciones internacionales pidiendo apoyar a los países, donde en las reuniones parlamentarias Mark Zuckerberg o Sundar Pichai quizá no aparezcan”.

Pável Liogki está convencido de que es necesario prestar más atención al trabajo preventivo. Hace falta aclarar qué son las noticias falsas, promover la verificación de datos, enseñar (especialmente a los jóvenes) a analizar la información en la red. Se trata del mejoramiento de la competencia mediática de los belarusos – una tarea de más de un día, cuya solución requerirá los esfuerzos largos y consistentes. “Creo que el futuro lo tienen los medios mediáticos profesionales, productos periodísticos de alta calidad, información verificada”.-0-

Últimas noticias
Uros en zona protegida Oziory
Ayer 14:27 Reportaje fotográfico
Todas las noticias
Tiempo
Minsk
Baránovichi
Bobruisk
Borísov
Brest
Varsovia
Vilna
Vitebsk
Gómel
Grodno
Zhlobin
Kiev
Kiev
Lida
Minsk
Moguiliov
Moguiliov
Mózyr
Moscú
Orsha
Pólotsk
Riga
San Petersburgo
Soligorsk
Soligorsk
Día +4..+6°C Nubosidad total
Noche +3..+5°C Nubosidad total
Tiempo detallado para 6 días