Proyectos
Servicios
Órganos estatales
Viernes, 7 Agosto 2020
Minsk 0°C
Todas las noticias
Todas las noticias
Opinión
03 Julio 2020, 15:46
Andréi Savinyj

El Día de la Independencia es una fiesta de gratitud, orgullo y responsabilidad

Andréi Savinyj
Andréi Savinyj
Diputado de la Cámara de Representantes

El Día de la Independencia es una fiesta de gratitud, orgullo y responsabilidad. Esta opinión fue expresada a los periodistas por el presidente de la Comisión Permanente de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Andréi Savinyj, informa BelTA.

“La fiesta de hoy es única. Creo que en primer lugar es una fiesta de gratitud a nuestros padres y abuelos que trajeron la Gran Victoria, nos liberaron del fascismo. Es una gran cosa. Pero también es una fiesta de orgullo. De hecho, somos parte de la nación de los ganadores. También es una fiesta de la responsabilidad porque nos impone un papel y una misión especial de desarrollar nuestra Belarús como un país próspero”, dijo Andréi Savinyj.

El diputado señaló que durante los años de la independencia Belarús había logrado grandes éxitos en el ámbito internacional y en la economía. Comentó que cuando empezó a trabajar en el Ministerio de Asuntos Exteriores en 1993, las exportaciones de Belarús apenas alcanzaban dos mil millones de dólares y hoy en día ya superan 30 mil millones de dólares. “El país ha cambiado fundamentalmente. Somos participantes activos en casi todos los tratados internacionales clave, somos miembros de las principales organizaciones internacionales. Proponemos una agenda que encuentra resonancia y apoyo en la comunidad internacional. Belarús desempeña un papel aún más activo que algunos países con un potencial económico y humano similar”, dijo.

La Belarús soberana ha alcanzado sus logros no gracias a la riqueza de sus recursos naturales, sino a la labor de su pueblo, agregó Andréi Savinyj. “Entiendo que alguien puede querer más. Pero esto es lo que nosotros mismos hemos logrado. Este es el resultado de nuestros esfuerzos conjuntos. El desarrollo social y la armonía de la sociedad se logran de una manera bastante complicada y minuciosa, sólo mediante el diálogo y el trabajo sistemático. Esas cosas no se resuelven en las calles. La calle es un camino hacia ninguna parte, lo que muy probablemente conducirá a la destrucción de las tradiciones democráticas que han empezado a tomar forma en Belarús”, resumió el diputado.-0-

Últimas Noticias de Belarús