Proyectos
Servicios
Órganos estatales
Flag Sábado, 19 Junio 2021
Minsk Despejado +27°C
Todas las noticias
Todas las noticias
Opinión
07 Mayo 2021, 17:41
Vladímir Makéi

Belarús condena y no acepta la demolición de monumentos a caídos en la Segunda Guerra Mundial

Vladímir Makéi
Vladímir Makéi
Ministro de Asuntos Exteriores de la República de Belarús

Belarús condena y no acepta la demolición de los monumentos a los muertos en la Segunda Guerra Mundial, declaró el ministro de Asuntos Exteriores, Vladímir Makéi, tras la ceremonia de colocación de coronas con motivo del 76º aniversario de la Victoria en la Gran Guerra Patria, informa BelTA.

“Condenamos y no aceptamos tales acciones. Junto con nuestros aliados de la OTSC, los socios de la CEI, adoptamos regularmente declaraciones adecuadas contra la glorificación del nazismo, la falsificación de la historia y la demolición de los monumentos dedicados a los caídos en la Segunda Guerra Mundial. Estamos expresando nuestra actitud, y estos documentos se están distribuyendo como oficiales en las Naciones Unidas, la OSCE y otras organizaciones regionales e internacionales. Por lo tanto, nuestra actitud es inequívoca”, dijo Vladímir Makéi.

El jefe del Ministerio de Asuntos Exteriores confesó que desde el punto de vista del sentido común es bastante sorprendente lo que está ocurriendo ahora en muchos países con los monumentos de la historia. “También tenemos una historia bastante controvertida. Y cada uno trata a tal o cual héroe nacional o figura nacional de forma diferente. Pero hay que tener en cuenta que la dirección de Belarús nunca ha permitido que se destruya ningún monumento de nuestro país. Creo que debería ser así. La piedra no tiene la culpa de haber sido colocada en su momento. Sí, es necesario contar a las nuevas generaciones y a la sociedad lo que es nuestra historia. Pero debe hacerse de forma objetiva, sin poner etiquetas”, resaltó el ministro.

“Lo que está ocurriendo ahora en una serie de países, en nuestros países vecinos, es absolutamente inaceptable para nosotros, y créanme, hemos tomado y tomaremos medidas, declaraciones y acciones concretas contra la falsificación de la historia y la glorificación del nazismo”, añadió Vladímir Makéi.

A finales de abril, un monumento a la hermandad soviético-polaca fue demolido en la ciudad polaca de Czechowice-Dziedzice. Una parte de los residentes locales defendió el monumento, sugiriendo cambiar el nombre por el de “Monumento a los caídos en los frentes de la Segunda Guerra Mundial”. En total, las autoridades polacas desmontaron más de 420 monumentos a soldados soviéticos. Mientras que en 1997 había 561 monumentos en el país, ahora hay poco más de 100.-0-

Últimas Noticias de Belarús